Bienestar

Enfermería, un profesión muy humana

La enfermería, segunda ocupación más respetada y valorada en México

Enfermer@s, ángeles de la salud

Gracias a su dedicada labor en favor del cuidado de la salud y los pacientes, la enfermería es la segunda ocupación más respetada y valorada en México, de acuerdo con el 33.9% de la población que fue consultada por la Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en 2013, sólo superada por los bomberos, que alcanzaron el primer lugar con 49.5 por ciento.

La enfermería comprende la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal. En su cotidiana labor, estos trabajadores de la salud se encuentran expuestos a diversos riesgos, entre los que encontramos las enfermedades infecciosas cuyo contagio se puede lograr por diversos eventos adversos como pueden ser las punciones accidentales y exposición sanguínea, que los exponen a infecciones graves derivadas de más de 30 agentes patógenos potencialmente peligrosos, por ejemplo el virus de la Hepatitis B, C, y VIH.

El impacto emocional de las lesiones por instrumentos punzocortantes puede ser grave  y duradero incluso cuando no desemboca en la transmisión de una infección grave. Los trabajadores de la salud pueden padecer numerosos meses de angustia a la espera de descubrir si han contraído una infección potencialmente mortal.

De acuerdo con la OMS, la principal medida para la prevención y control de infecciones en los sistemas de salud es la higiene, en la que se incluye el lavado de mano estandarizado, la esterilización de los espacios y dispositivos médicos además de la asepsia del paciente, procesos que están a cargo del personal de enfermería.

Desde el 2004, la OMS creó el Programa de Seguridad del Paciente para coordinar, facilitar y acelerar las mejoras en este campo en todo el mundo y en México, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la UNAM (ENEO) es centro colaborador de la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ante este panorama, la Mtra. Guadalupe Leyva, jefa de la División de Estudios Profesionales de la ENEO-UNAM, comentó: “Como líderes en enfermería nos preocupamos por que cuando desempeñemos nuestra labor profesional, contemos con las medidas de seguridad necesarias que salvaguarden la integridad y salud nuestra y del paciente. Desde las aulas, nos enfocamos en una constante difusión del conocimiento científico, por más educación y dominio en las técnicas de aplicación adecuadas y por un mayor uso de las tecnologías en las diversas terapias y su replicación en las instituciones de salud”.

Reducir los accidentes hospitalarios en México, relacionados con los procesos de infusión y atención sanitaria para evitar con ellos las complicaciones para el paciente y el personal de salud, así como los costos adicionales para las instituciones y la protección de la vida, es la meta que persigue la Escuela Nacional de Enfermería (ENEO) y líderes de enfermería.

En México, el 6 de enero se celebra el Día Nacional de la Enfermera y el Enfermero, y de acuerdo con una de las versiones, cuenta que en 1931, el director del Hospital Juárez de México, el médico José Castro Villagrán, calificó la presencia de enfermeras y enfermeros como un “regalo de reyes” para los pacientes e instituyó el día.

Imprimir