Mundo

Putin ordenó influir en elecciones a favor de Trump: inteligencia de EU

Los servicios de espionaje estadunidenses reafirman que Rusia tuvo injerencia en las elecciones presidenciales de noviembre.

Un informe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos difundido ayer, reveló que el presidente ruso Vladímir Putin, ordenó “una campaña de influencia” que “aspiraba” a ayudar a la elección del magnate Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Putin “ordenó una campaña de influencia en 2016 contra la elección presidencial de Estados Unidos”, con la intención de “socavar la fe en el proceso democrático, denigrar a (Hillary) Clinton y perjudicar su posibilidad de ser electa”, asegura el documento.

El esperado informe destacó que la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Oficina del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) comparten dicha conclusión.

ESTRATEGIA. El reporte estableció además que “Putin y su gobierno desarrollaron una clara preferencia por el presidente electo Trump”, y que con esta campaña “aspiraban a ayudar” al republicano a aumentar sus posibilidades de ganar las elecciones.

El documento destaca que el enfoque aplicado por Rusia evolucionó en el curso de las campañas presidenciales, y que cuando pareció que Clinton tenía más probabilidades de ganar, la estrategia se enfocó más intensamente en socavarla.

OPERACIÓN. El documento precisó que la campaña supuso operaciones encubiertas de inteligencia, que incluyeron actividad cibernética, así como abiertos esfuerzos de dependencias del gobierno de Rusia, medios vinculados al Estado ruso, intermediarios y usuarios pagados de redes sociales, conocidos como trolls.

El informe resaltó que la dependencia de inteligencia militar rusa, conocida como GRU, creó al supuesto hacker Guccifer 2.0, así como una página de internet, DCLeaks, con el fin de difundir los correos electrónicos del Partido Demócrata y de algunos de sus operadores.

CACERÍA. El informe aclaró que no evaluó si esta campaña tuvo un impacto en el resultado electoral.

Por otra parte, el ex director de la CIA, James Woolsey, comunicó ayer su renuncia al puesto de asesor del presidente electo Donald Trump, en medio de la controversia por la sospecha expresada por el magnate sobre las acusaciones de que Rusia llevó a cabo ciberataques para beneficiarlo en las elecciones.

Horas antes de la difusión de este informe, Trump, en una entrevista que publicó ayer el periódico The New York Times, calificó como “cacería de brujas”, impulsada por sus adversarios políticos, la acusación de hackeo supuestamente ejecutada por Rusia.

Imprimir