Salud

Cura para enfermedades catastróficas

Terapias. Sida, diferentes tipos de cáncer, padecimientos del corazón, diabetes y sus complicaciones, son entre otros los males que se revierten al suministrar productos que se enfocan en purificar la sangre y sanar a la unidad de vida: la célula

Las personas de quienes los médicos dicen que “ya no hay nada por hacer” podrían darse una segunda oportunidad si se atienden con una terapéutica mexicana que a la fecha ha cambiado el fatídico pronóstico clínico de un millón 600 mil personas.

A estos pacientes se les suministraron productos que en el lapso de algunos meses les permitieron recobrar la salud y su calidad de vida, pues el tratamiento además de sanar, no provoca efectos adversos, ya que es de origen 100 por ciento natural.

Desde 1962, esta terapéutica ha recopilado testimonios y evidencia médica con la que se demuestra su efectividad; para garantizar la seguridad de los usuarios cuenta con la licencia sanitaria de la Secretaría de Salud, asimismo tiene registro en la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

“No atendemos con medicamentos, se trata de suplementos con los que se ha cambiado el rumbo de diagnósticos clínicos de personas que vienen tanto de instituciones de salud pública como privada”, comenta Héctor Penagos González, ingeniero químico industrial y quien dio origen a la terapéutica Virus Sin Health Plus desde hace más de 50 años.

El efecto terapéutico que tienen estos productos, es que están diseñados para sanar células enfermas; por ejemplo: un tumor maligno en páncreas es un conjunto de unidades que funcionan de manera deficiente, por lo que al repararlas el mal desaparece. El punto de partida de esta terapéutica es Hepensol, principio activo que da origen a un grupo de 25 productos diferentes que tienen aplicaciones específicas.

Paradigma esencial. Entre muchos otros hallazgos, a principios de la década de los sesentas, el ingeniero Penagos González descubrió que cuando las personas abusan de lo que no deben comer (refrescos, exceso de grasa animal, azúcar), en sus cuerpos se forma un medio ambiente ácido, el cual favorece al desarrollo de virus, hongos y bacterias, dando pie a las enfermedades. Asimismo, también se percató de que este medio ambiente ácido altera el funcionamiento de las células y en particular a una estructura que está dentro de ellas: la mitocondria.

El antídoto para un medio ambiente ácido es uno alcalino y la forma con la que se puede lograr esto es con el suministro de un suplemento alimenticio rico en ácidos grasos poliinsaturados, los cuales nutrirán a todas las estructuras de la célula, en especial a la mitocondria, y al ser ésta la fuente principal de energía celular, se logra la renovación y por ende el funcionamiento.

Aunado a esto, el portafolio de la terapéutica Virus Sin Health Plus cuenta con un purificador de sangre, producto desarrollado de manera estratégica, pues si el vital líquido rojo está limpio y rico en nutrientes ayudará a cada una de las células del cuerpo humano y se logrará alcanzar y mantener la salud. “Con el purificador de sangre fortalecemos el sistema inmunológico y así se tiene bajo control a los virus, bacterias, hongos y cualquier otro patógeno que entre al organismo”, subrayó el ingeniero Penagos.

La historia del desarrollo de Virus Sin Health Plus cuenta con pasajes insólitos y por demás apasionantes, aunque la lista de personajes es amplia se mencionará que los ex presidentes Luis Echeverría y José López Portillo fueron atendidos por el ingeniero Penagos González, que es quien dirige a la Fundación HPG IAP en donde recibe a personas con cualquier tipo de enfermedad, diagnóstico y pronóstico; por ejemplo: pacientes terminales de cáncer; personas con complicaciones de diabetes; mal hepático, entre otros.

“Mi intención es que esta organización se convierta en un centro de investigación científica; he tocado todas las puertas para que con mi contribución se resuelvan los principales problemas de salud del país… la evidencia no sólo está en los testimonios de las personas que se han curado, sino que también está documentada”, sostuvo Penagos González.

Añadió que él ha realizado protocolos de investigación tanto en instituciones académicas nacionales como en el extranjero. En cuanto a México destacó los estudios llevados a cabo en la UNAM, su alma máter; la Universidad de Nuevo León; y la Universidad Autónoma de Sinaloa, instituciones en donde se corroboró que sus productos favorecen a la calidad de vida y ofrecen curación a todas las patologías crónico-degenerativas.

Mencionó que actualmente se tiene el proyecto a corto plazo de crear el Centro Hospitalario La Cima de la Salud en un predio localizado en Popo Park, a espaldas de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl; “la idea es que cualquier persona pueda llegar ahí a resolver su problema de salud”, apuntó el ingeniero.

Héctor Penagos González es hijo de un Veterano de la Revolución Mexicana, Manuel Penagos Guillén, a quien la Secretaría de la Defensa Nacional le otorgó la Condecoración al Mérito Revolucionario. Para hacer honor a su sangre ávida de cambio, el ingeniero químico industrial ofrece a su país ésta y otras aportaciones científicas con las que se puede transformar el futuro científico, tecnológico, económico y sanitario de México.

¿Dónde acudir?:

Fundación HPG IAP. Tel: (0155) 5559-0169
Mail: fundacionhpg@live.com.mx
Sitio: www.fundacionhectorpenagos.com

Testimonios que se pueden ver en internet:
Paciente con fibrosis retroperitoneal
Problema renal crónico
Daño cerebral irreversible
Cáncer de hueso
Pie diabético
Síndrome de Hunter
Cáncer de páncreas
Cáncer de mama
Paciente con metástasis
Hombre intoxicado con mercurio recupera
   la voz

Imprimir