Cierra exposición de arte olmeca, maya y teotihuacano en Alemania | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Cierra exposición de arte olmeca, maya y teotihuacano en Alemania

Una pequeña cabeza olmeca de jade, del tamaño de un tejocote, una de las piezas de la colección.

Cientos de piezas arqueológicas olmecas, mayas, teotihuacanas y mexicas, propiedad del Museo de Etnología de Berlín, Alemania, se exhibirán por última vez este sábado 7 y domingo 8 de enero en la sede del museo, en Dahlem, cerca de la Universidad Libre de Berlín, donde habían sido exhibidas desde 1999.

“El Museo de Etnología cerrará sus puertas la noche del 8 de enero de 2017 y esa será la última vez que esta colección de culturas no europeas sean exhibidas en este edificio antes de ser reorganizadas y reubicadas en lo que será su nueva sede en el Foro Humboldt”, informó el museo en su página de internet, pero no se especificó la fecha de apertura de la nueva sede que estará en una zona más central de la capital Alemana, junto al Palacio de Berlín que está en reconstrucción.

Entre las piezas de la colección mesoamericana se encuentran algunas piezas raras que no se pueden mirar en México, como una pequeña cabeza olmeca de jade, del tamaño de un tejocote; numerosas hachas de piedra talladas con figuras de aves, maíz; máscaras y pedazos de murales teotihuacanos; figuras animales mexicas y numerosas vasijas con formas animales. Hay también una colección de piezas de barro de perritos, del occidente de México.

Como actividades especiales con motivo del cierre de las salas, el Museo de Etnología ofrecerá talleres sobre leyendas mesoamericanas y sobre la importancia y uso del cacao en la América precolombina. Una vez concluido el fin de semana, iniciará un amplio trabajo de remodelación de ese museo para convertirse en el Museo de las Culturas Europeas.

EXTRAVÍOS Y REENCUENTROS. El origen de esta colección del Museo de Etnología de Berlín se remonta a principios del siglo XIX cuando se creó el Real Gabinete de Prusia para resguardar piezas de arte, objetos ratos y regalos de otras regiones del planeta. Algunos objetos raros, como las primeras piezas olmecas que aportó Von Humboldt, estuvieron casi 70 años en ese gabinete, pero como parte de las colecciones de geología, hasta 1875 cuando fueron reclasificadas como piezas de etnología.

La colección etnológica tuvo más de tres edificios sede, en el centro de Berlín, hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando los combates y bombardeos obligaron a empacar la colección y llevarla a diferentes refugios antibombas, en minas, zoológicos, sótanos y bodegas. En uno de esos traslados, en algunos de los cuales hubo robos e incendios, se perdió la famosa Hacha de Von Humboldt, que era un artefacto olmeca con más de 2 mil años de antigüedad.

El hacha fue uno de los primeros objetos olmecas que se conocieron en la actual Alemania. Hecha de jadeita, labrada, llegó a Europa en el año 1804 en manos del explorador y científico prusiano Alexander Von Humboldt, tras vivir y recorrer durante un año lo que hoy es México.

Ese objeto le había sido obsequiado por un ex compañero geólogo universitario que emigró a la Nueva España: Andrés Manuel del Río. Los grabados y dibujos que tenía el hacha fueron reproducidos con gran detalle, por Von Humboldt, en un libro de 1810 llamado Vistas de las cordilleras.  Desafortunadamente, el hacha original desapareció tras los combates de la Segunda Guerra Mundial, en Berlín; al igual que otros objetos etnológicos de la llamada colección Von Humboldt. No se sabe si alguien los robó o si fueron destruidos por el fuego.

El resto de las piezas, a colección, con sus piezas de culturas precolombinas, fue trasladada al barrio de Dahlem, formándose en la década de los años 70’s un museo, rebautizado en 1999 como el Museo Etnológico.​

Imprimir