Nacional

“Siempre quise ser enfermera, para apoyar a las personas”

Decenas de enfermeras llenaron el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos.

Citadas un par de horas antes del medio día y una vez que sortearon la acreditación y el cruce por los arcos detectores de metales, decenas de enfermeras abarrotaron el salón Adolfo López Mateos con sus impecables uniformes blancos, su suéter azul o verde y sus cofias blancas sobre cabellos relamidos.

Tres de ellas fueron distinguidas con los máximos galardones que se entregan en este Día del Enfermero y la Enfermera  en reconocimiento a su labor: Maribel Hernández, enfermera sanitarista del Instituto del Estado de México y en la Secretaría de Salud recibió el reconocimiento en enfermería María Suárez Vázquez.

“Mi sueño desde niña fue ser enfermera, lo que más me inquietaba era el problema del dolor, no me gustaba ver sufrir a los pacientes, de alguna manera yo sentía que podía hacer algo por ellos. Me han dado más que un salario y un trabajo, me han dado un crecimiento profesional. El premio es una responsabilidad mucho mayor y es un compromiso para ser mejor cada día.

El galardón María Guadalupe Cerisola Salcido, que distingue al profesional de enfermería que sobresale por méritos académicos y docentes que además haya contribuido a la investigación e innovación,  fue destinado a la enfermera especialista pediatra María de Lourdes García Campos quien pertenece al IMSS de Celaya.

“La enfermería me gusta porque es una vocación de servicio más que para ganar dinero, mi vocación me empujó a servir al prójimo pero sobre todo a los niños que son seres que no pueden expresar sus necesidades y uno tiene que estar con ellos para mitigar su dolor”, señaló García Campos.

La más aplaudida de las distinciones fue la categoría al Mérito en enfermería Graciela Arroyo de Cordero –cuyo hijo Ernesto Cordero se encontraba entre el público-, distingue a quienes tienen como motor de vida el servicio y la producción de conocimiento útil a nuevas generaciones, mismas que recayó en María Celia Salas Segura, ex directora y encargada de relaciones internacionales de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la UNAM.

“Siempre desde la secundaria quería ser enferma, me parecía una disciplina para apoyar a las personas. Para ejercerla se necesita vocación y diario hay que actualizarse porque continuamente hay nuevas cosas tecnológicas. No se vale ser de los que se conforman ya acabé, ya estudié y ya me recibí, necesitamos un estudio continuo”, expresó Salas Segura quien fue  la única que no llegó en uniforme sino con un chispeante saco en color rojo.

Con un grupo de enfermeras y acompañado también del titular de Salud, José Narro, el mandatario encabezó el tradicional ritual del encendido de la Lámpara del Conocimiento en conmemoración del Día Internacional de la Enfermera.

Esta tradición comenzó a ser un símbolo de la enfermería gracias a Florence Nightingale, precursora de la enfermería moderna.

En su discurso, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que “las enfermeras son, prácticamente, un cuarto Rey Mago en la vida de las personas”.

Dirigiéndose a ellas les dijo: “Ustedes son ese cuarto mago que, de forma invisible, está ahí, presente, apoyando a quienes más lo necesitan en momentos difíciles, cuando la salud está quebrantada”.

Mencionó que todos los días nacen en clínicas y hospitales del país cuatro mil 500 mexicanos que tienen los cuidados de una enfermera o enfermero.

 Además, “año con año, millones de niñas y niños reciben sus vacunas, aplicadas por enfermeras y enfermeros en todos los rincones del país. Son precisamente los profesionales de la enfermería quienes llevan el control de talla, peso y crecimiento saludable de cada mexicano durante su infancia”.

“Con ayuda de las enfermeras y enfermeros de nuestro país, cada día se realizan cerca de 900 mil consultas, se atienden más de 100 mil urgencias médicas y se realizan 10 mil cirugías en nuestras instituciones públicas de salud. Y son también ustedes quienes reconfortan y brindan apoyo a nuestros adultos mayores en la etapa final de la vida”, dijo el mandatario.

En nombre de las enfermeras y enfermeros, la directora de Enfermería y Coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería, Claudia Leija Hernández, afirmó que la enfermería mexicana ha tenido grandes avances, tanto en la profesionalización como en el número de enfermeras que dan respuesta a las necesidades en salud, desde los cuidados básicos hasta la práctica avanzada.

 

Imprimir