Los saqueadores de Ecatepec, “jóvenes descarriados, jodidos” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Los saqueadores de Ecatepec, “jóvenes descarriados, jodidos”

La movilización policiaca se concentró en dos tiendas Oxxo, en una Go Mart y una Elektra.

La tensión aquí se mantuvo de noche y madrugada… Cuatro comercios más fueron saqueados en Ecatepec, el municipio con el mayor número de detenidos en el Estado de México y en el país: 224, más del 40 por ciento del total en la entidad.

Bajo la oscuridad, la movilización policiaca se concentró en dos tiendas Oxxo, en una Go Mart y una Elektra. Se aprehendió a otras 10 personas, nueve con menos de 25 años y entre ellas cuatro menores de edad.

Después de las 2 de la mañana se terminó de integrar la última de las 45 carpetas de investigación.

¿Quiénes son los arrestados, los saqueadores?, la pregunta…

“Lo que hemos visto es que son chamacos descarriados, muchos menores de edad, jodidos, que aprovecharon la situación para hacer desmanes”, describió a Crónica uno de los comandantes mexiquenses que intervino en los operativos.

“En esta coyuntura los detenidos son chavos sin lana, descuidados por sus padres, que vieron fácil robarse cosas y que se dejaron llevar por los incitadores en redes sociales o en sus círculos de convivencia. Y no faltó quien, estando en la tienda, aprovechó para unirse al cortinazo”.

JUVENTUD EXTRAVIADA. De los 224 arrestados en Ecatepec, por lo menos 140 tienen menos de 30 años y 60 son menores de edad…

Por eso las horas dejaron un peregrinar de padres sollozantes frente a las agencias de San Cristóbal y San Agustín, los dos centros de justicia donde fueron llevados los saqueadores.

“Todo por el pinche celular”, se quejaba doña Esther, madre de Gerardo, uno de los muchachos detenidos durante la noche.

Y el celular ¿qué?, se le preguntó.

–Pues ahí se enteran de todo, se ponen de acuerdo entre los amigotes, el pensamiento les empieza a dar vueltas y pierden el piso, creen que la vida es un juego.

La mamá de Grecia, detenida por atracar un Oxxo, caminaba furibunda: “Esta chamaca no entiende, sólo quiere andar de vaga, es una buena para nada y puros problemas nos da”.

¿A qué se dedica ella?

–Pues a andar con los amigos, a qué más va’ser. A perder el tiempo en la calle, sólo Face y Whatsapp…

¿Y la escuela?

–No pasaba de cinco.

Y el papá de Ángel, otro de los adolescentes involucrados, de plano renunció a la defensa: “Si se lo merece, que lo refundan; ya no lo quiero de holgazán, a lo mejor está mejor en el bote”.

Los 60 menores de edad –once del sexo femenino– fueron dejados en libertad, conforme a las disposiciones –adujo la Fiscalía local– de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes.

RASTROS DE PAPEL. Sí se inició acción penal contra los 164 aprehendidos de 18 años y más.

Hasta ayer, alrededor de 40 aún permanecían en la agencia principal de Ecatepec a la espera del vencimiento de las 48 horas de ley; otros fueron enviados al Ministerio Público de Naucalpan, por el riesgo de una revuelta en el reducido centro de justicia de San Agustín; algunos más habían comenzado a ser trasladados a los penales de Chiconautla y de Texcoco.

Crónica constató que los saqueadores de Ecatepec al menos existen en el papel: en 45 expedientes ministeriales. Y en el deambular inquieto de sus familiares. En principio, se les acusó de robo en tiendas de autoservicio o de conveniencia, robo con violencia, ataques a las vías de comunicación, daño en bienes: quemaron una patrulla y atrofiaron una motocicleta oficial y lesiones a un policía municipal.

Sólo tres personas fueron acusadas por más de un delito, durante el saqueo con violencia y destrozos a una sucursal de Aurrerá.

Ninguno de los detenidos cuenta hasta ahora con proceso legal completo.

 

SIN PARTIDOS NI ORGANIZACIONES DETRÁS. Los 224 detenidos son vecinos del municipio. Vivían en colonias aledañas a donde ocurrieron los saqueos, y pillaron las tiendas más cercanas a sus casas.

Conforme a los primeros interrogatorios, ninguno refiere haber sido reclutado por algún grupo o haber recibido pago por causar desorden. No se han encontrado indicios de la participación de algún partido político, asociación civil u organización de otro tipo. Ni tampoco de alguna estructura criminal o banda delictiva organizada.

Imprimir