Nacional

A punta de machete detienen el pillaje en Veracruz

Desde temprana hora de este viernes, los robos siguieron en diferentes puntos de la zona conurbada Veracruz- Boca del Río- Medellín, en algunos otros fue psicosis generalizada y en algunos más intentaron saquear pero la gente comenzó a defenderse.

Y es que después de dos días de vandalismo los veracruzanos ya están hartos de los ladrones que han causado una alarma colectiva y pánico entre los ciudadanos.

El primer reporte del día inició en la zona de mercados en la ciudad de Veracruz, el corazón de la ciudad, donde la gente acude por montones a realizar las compras, pues es más barato que las grandes cadenas comerciales. Allí les llegó la alerta, sujetos encapuchados llegaron para robar las frutas, verduras, ropa, carne, todo lo que se puede encontrar en un mercado popular; sin embargo los vendedores no se dejaron, se armaron de valor y hasta con los palos de escoba acosaron a los agresores, logrando sacarlos de la zona, cerraron cortinas y lograron mantenerse a salvo.

Horas más tarde cerca de las cinco, ya cuando el sol comenzaba a caer, tres sujetos intentaron nuevamente arremeter con los pequeños negocios, pero molestos por esta situación los vendedores agarraron a los tres sujetos, los desvistieron, los amarraron a los postes de luz hasta que llegó la Policía Estatal y se  los llevó detenidos.

Cerca de las 11:00 horas, en otro punto, en el mercado Malibrán, también llegó la ola de pánico y con ella un grupo de vándalos que de igual forma intentaron acceder al mercado.

Sin embargo cuando los vendedores se dieron cuenta de lo que ocurría se levantaron agarrando machetes, palos, bates y hasta algunas sillas y cajones de tomate, todo lo que fuera necesario para cuidar sus fuentes de empleo. Rodearon las cuatro entradas del mercado y no permitieron el acceso ni a la policía que llegó media hora después, esto a pesar de ya estar la Gendarmería Nacional en las calles desde las 7 de la mañana.

Mientras, todo esto sucedía, el gobernador repartió los  vales de 500 pesos a más de 20 mil personas en el centro comercial Las Brisas, en la zona norte de la ciudad de Veracruz.

Cientos y cientos llegaban hasta el estacionamiento del centro comercial donde se ubica una tienda Chedraui que fue de las más saqueadas.

Y es que el día jueves, el gobernador acudió hasta este lugar para tratar de calmar a los saqueadores, en su dialogo con los que se encontraban robando  y algunos tratando de comprar, les prometió vales para cambiarlos por alimentos.

La fila duró más de 6 horas, se acabaron los vales y la gente siguió exigiendo y para ello incluso bloquearon por espacio de una hora la avenida Rafael Cuervo, importante arteria vial que conecta al puerto de Veracruz con la capital del estado, Xalapa.

 

Imprimir