“Será difícil que Trump revierta la pérdida de empleos en EU”: Enrique de la Garza Toledo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

“Será difícil que Trump revierta la pérdida de empleos en EU”: Enrique de la Garza Toledo

Nuestros Científicos. Enrique de la Garza Toledo, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa (UAM-I) y recién nombrado Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt

“Será difícil que Trump revierta la pérdida de empleos en EU”: Enrique de la Garza Toledo | La Crónica de Hoy

Será muy difícil que el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, revierta la pérdida de empleos que experimenta su país, solamente con medidas políticas y sin cambiar el actual modelo económico, porque existen todavía muchos incentivos para que los grandes capitales emigren a países donde el trabajo se paga más barato.

Así lo explicó a Crónica el sociólogo mexicano, experto en relaciones laborales y procesos productivos, Enrique de la Garza Toledo, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa (UAM-I) y recién nombrado Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“No es tan sencillo que Donald Trump cumpla sus promesas de campaña porque el capital internacional está demasiado globalizado y poner barreras a toda la cadena de suministros a Estados Unidos es muy complicado. Por ahora está implementando amenazas con la esperanza de tener un impacto generalizado, pero si las plantas manufactureras se establecen en México es porque pagan 400 por ciento menos de mano de obra que en Estados Unidos, en parte porque tienen poderosos sindicatos”, indicó el doctor Enrique de la Garza.

“El que se queden plantas como la de la Ford, en Estados Unidos, no va a tener gran repercusión en el empleo en ese país porque son plantas de alta tecnología que son las que menos trabajadores requieren”, apuntó.

Desde esta óptica, Donald Trump enfrentará durante su gobierno grandes tensiones y contradicciones, pues por un lado necesita tener apoyo de los grandes capitales que influyen en su país y que tienen muchas inversiones en otros países, pero también buscará conservar el apoyo de los millones de electores que lo llevaron al poder.

“En Estados Unidos, como en México, las empresas que ocupan más trabajadores son las pequeñas y las medianas, como las de autopartes y sería muy difícil que el futuro Presidente de Estados Unidos presione a cada una para evitar que migren”, agregó.

Autor de más de 250 artículos científicos sobre relaciones industriales y métodos de investigación en ciencias sociales, De la Garza se distinguió de otros estudiosos de temas laborales porque no sólo investigó la manera como se forman los sindicatos o las luchas de los trabajadores. Desde principios de los años 80, este sociólogo estudió otras caras del mundo laboral como la manera como se reparte el trabajo y los tipos de relación, contratos o interacciones entre empresas y trabajadores.

AUGE DE BAJOS SALARIOS. Nacido en San Buenaventura, Coahuila, Enrique de la Garza estudió ingeniería, como primera carrera, pero se mudó a la Ciudad de México para realizar estudios de doctorado en Sociología en El Colegio de México.

Durante la conversación con Crónica cuenta que su interés en estudiar las relaciones laborales en México, de una manera diferente al puro estudio de la formación de sindicatos, nació poco a poco, con los años, pues tuvo oportunidad de conocer la manera como se estudiaba el mundo del trabajo en otros países, como Inglaterra o Italia, donde los estudios sobre trabajo ya eran centenarios.  A través de esos estudios y de la comparación identificó algunas características del mundo del trabajo en México.

“Hay ciertas características de las relaciones de trabajo en México que no se dan en otros países y una de las más importantes es la prevalencia de un sindicalismo muy poco defensor de los trabajadores, lo que se llama el sindicalismo corporativo, lo cual permite a las empresas trasnacionales hacer prácticas en las relaciones laborales que no harían en otros países. Eso ocurre porque aquí los sindicatos protegen las iniciativas de las gerencias. Por eso en México el trabajo está muy sometido a las gerencias y un modelo donde hay auge de los bajos salarios”, explicó.

Con una larga trayectoria de investigación sobre relaciones laborales en América Latina, Estados Unidos, Inglaterra e Italia, De la Garza Toledo ha señalado que en casi todos los países crecen los empleos informales y disminuye la creación de empleos con prestaciones o beneficios sociales para los trabajadores.

ZONA OSCURA. El profesor e investigador, que ha ganado tres veces el Premio de Investigación Económica, que entrega el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, dijo que en México y en todo el mundo aumenta un fenómeno que se podría llamar la “Zona del Asalariado”, que es aquella en la que se acepta un trabajo, en cualquier condición, con tal de tener un ingreso.

Debido al actual modelo de desarrollo económico donde se ha buscado que el Estado intervenga lo menos posible en la economía, el comercio y el flujo de capital, los empleos que más crecen son aquellos donde las relaciones entre trabajador y patrón no son formales al cien por ciento, por ejemplo: los trabajadores contratados por los gobiernos bajo el régimen de honorarios o los trabajadores que atienden los puestos de comercio ambulante, taxis o microbuses. Este tipo de trabajo no tiene ningún tipo de respaldo médico, de retiro u otras prestaciones y a los gobiernos no les ha interesado regularlo porque ellos mismos lo usan.

“Éste es un fenómeno muy notorio, el crecimiento de la informalidad laboral y la informalidad dentro de la informalidad. En resumen, muestra que a los trabajadores no les ha ido muy bien con el modelo de desarrollo neoliberal”, subrayó.

Actualmente, el académico desarrolla tres líneas de investigación: la primera busca crear nuevas alternativas y métodos de investigación en las Ciencias Sociales, lo cual explica en su próximo libro titulado Configuracionismo como metodología de la investigación en Ciencias Sociales. Una segunda línea de trabajo es el análisis de las grandes empresas y las condiciones laborales de los trabajadores en América Latina, y su tercera línea académica se ha dedicado a estudiar los oficios de quienes laboran en las calles, es decir, “el vendedor ambulante, el microbusero, el taxista, el vagonero, las trabajadoras sexuales, debido a que es una temática muy importante porque la mayor parte de la población en México que cuenta con una fuente de trabajo es de tipo informal”. Son individuos que no están sujetos a las protecciones o regulaciones de las leyes laborales.

Imprimir