Cultura

Alistan reestreno de ¡PUN! Historia asquerosa.., en el Teatro Helénico

Después de tres temporadas exitosas en espacios públicos y escuelas, el montaje se presenta en sala ◗ Buscamos mantener su sentido lúdico y divertido: Oswaldo Valdovinos

¡PUN! Historia asquerosa para niños que se echan vientos, del dramaturgo Jaime Chabaud, se reestrena con el colectivo Astillero en el Teatro Helénico del 22 de enero al 16 de abril, después de obtener éxito rotundo durante tres temporadas consecutivas.

“Fueron dos temporadas  en la Plaza Ángel Salas del Centro Cultural del Bosque del INBA, donde obtuvimos extraordinaria respuesta, y otra como parte del programa Teatro Escolar en la modalidad Teatro a la Escuela. Esto es algo que nos gusta mucho hacer porque ayuda y hace accesible al teatro llevándolo a las aulas. Ahí la dinámica es diferente: si bien los niños están con sus maestros, en realidad te enfrentas a ellos de manera directa, sin intermediación de los padres u otros adultos. La respuesta es directa y sabes de inmediato si los convences con tu trabajo y los atrapas, o los aburres, se dispersan y se van. Es una especie de pista para acercarse a sus preocupaciones cotidianas y a los temas que en realidad les interesan. En ocasiones, al final de las funciones se hace alguna actividad, como una sesión de preguntas y respuestas para que los niños resuelvan sus dudas respecto al material o tema. Con esto se fomenta su inquietud por las actividades artísticas. Se ha dado el caso de que hay niños que nos dicen que realizarán su propio espectáculo y que si podemos ayudarles a construir la escenografía”, dice Oswaldo Valdovinos, director del montaje.

“El desafío es mantener en la sala el tono carnavalesco y de algarabía que conseguimos en la calle, que no pierda el aspecto festivo. Cabe decir que al estar en una sala teatral, sí hay ciertas condiciones que hacen que el montaje cambie un poco, en este caso con la iluminación, se pueden  enfatizar ciertos momentos emotivos y lograr una intimidad que en la calle difícilmente se consigue. Será una especie de ¡Pun! recargado”, añade.

Una de las características que más llama la atención son los títeres, de gran formato, de espuma de poliuretano, cubiertos con una pasta hecha con base en cartón pulverizado y pegamento blanco, además de la madera para piernas, brazos, manosy pintura acrílica.

“Son diseños originales. La espuma de poliuretano se escogió porque es ligera y fácil de tallar, pero por sí misma en muy frágil. Por eso se cubrió con una pasta hecha de cartón pulverizado y pegamento blanco para darle resistencia y solidez. Algo peculiar en los títeres es que la ropa está incluida en el tallado del material. Para conseguir el aspecto final de los personajes, primero se hizo la lectura del texto y se aterrizaron los rasgos característicos de cada uno: su constitución física, a qué se dedica, manera de hablar, etcétera.

Luego se hizo un trabajo conjunto con el ilustrador, Alfredo León Valdez, para bocetarlos con base en las características antes mencionadas, destacando entre ellas las narices grandes y las piernas y brazos delgados. Una vez concretados los bocetos, se procedió a la etapa de realización, en la cual se llevaron a cabo ciertas modificaciones en función de la practicidad para el momento de la manipulación y de la proporción con relación a los actores. Respecto al uso del color, hay una concordancia entre los personajes y la escenografía, de tal manera que ésta sirviera de marco para aquellos y no hubiera una competencia tonal. También se buscó mantener la unidad en el estilo gráfico entre las propuestas del ilustrador y la de la escenógrafa. Así, los colores de los personajes son más brillantes y vibrantes que el de la escenografía.” 

La obra no sólo habla de la obsesión de “Pacho”, niño de casi siete años, por los gases y el “Manual de Pedos” de su abuelo,  sino de cómo defiende sus convicciones y va resolviendo situaciones para enfrentarse a la vida.

 “Casi todos hemos pasado por una etapa de obsesión con todo lo relacionado a los escatológico, y a los niños les causa mucha curiosidad.Aquí el punto es jugar y divertirnos con eso,  lo abordamos como lo que es: algo natural. Además, hay anécdotas de fondo como la relación entre los abuelos y los nietos, el descubrimiento del primer amor, el compañerismo y la solidaridad que se forja en los primeros años. Por ejemplo, en determinado momento, Luna, compañera de escuela de Pacho, se tira un pun y el niño sale en su defensa para que ella no sea la burla de sus compañeros”.

Con 11 años de trayectoria, el colectivo Astillero Teatro es una de las compañías más representativas del teatro para niños y jóvenes en el país, han viajado a China, República Dominicana y Chile internacionalizando el teatro mexicano.

 

¡PUN! Historia asquerosa para niños que se echan vientos se presenta del 22 de enero al 16 de abril en el Teatro Helénico, domingos 13:00 horas. Av. Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn. Actúan: Zohar Salgado, Sandra Rosales, María Teresa Adalid, Itzel Casas, Sandra PerezToxqui, Karina Miranda, Yair Hernández, David Martínez “Kato”, Daniel Pérez y Oswaldo Valdovinos.

 

Imprimir