Dan un largo adiós a Ricardo Piglia, el maestro de las letras argentinas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Dan un largo adiós a Ricardo Piglia, el maestro de las letras argentinas

Dan un largo adiós a Ricardo Piglia, el maestro de las letras argentinas | La Crónica de Hoy

Argentina despidió ayer los restos mortales del escritor Ricardo Piglia (1941-2017), uno de los maestros de las letras contemporáneas latinoamericanas, fallecido este viernes a los 75 años tras varios luchando contra una Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Amigos y familiares acudieron a dar el último adiós al autor de Respiración artificial y Plata Quemada en un velatorio íntimo que se prolongó desde anoche hasta el mediodía de hoy, en el barrio porteño de Villa Crespo (zona norte de la capital de Argentina).

La despedida del féretro fue discreta, sin homenajes oficiales ni grandes despliegues mediáticos, aunque la muerte de Piglia ocupó hoy los titulares de los principales diarios argentinos.

“Ricardo Piglia, la máquina de contar historias”, tituló ayer el periódico Clarín en su portada, mientras que el rotativo La Nación le recordó como “el escritor que nos enseñó a leer”.

Estos homenajes se sumaron a los que ya realizaron el viernes multitud de grandes nombres del mundo de la cultura latinoamericana, desde el ministro de Cultura argentino, Pablo Avelluto hasta miles de ciudadanos anónimos admiradores del escritor, que le recordaron en las redes sociales.

El también editor, crítico y profesor universitario, había confesado en una entrevista que acababa de terminar un libro de cuentos y trabajaba en otro sobre las novelas cortas del uruguayo Juan Carlos Onetti.

Además, revisaba el tercer y último volumen de Los diarios de Emilio Renzi, su autobiografía, de la que publicó el segundo tomo el pasado año. En sus páginas recorre en tercera persona a través de su álter ego, el autor Emilio Renzi (el segundo nombre y el segundo apellido de Piglia), medio siglo de su vida.

Tal y como reconoció en aquel momento, la literatura le permitía “seguir vivo” después de que en 2013 le diagnosticaran el ELA, un mal que afecta a la movilidad pero no a las facultades mentales y que provocó que en sus últimos tiempos necesitara de apoyo básico para leer y trabajar.

Imprimir