Mundo

Al menos 20 muertos y decenas de heridos por dos atentados suicidas en Bagdad

Los dos atentados de este domingo se producen un día después de que las fuerzas iraquíes lograron nuevos avances en su ofensiva para retomar la ciudad de Mosul.

Foto: EFE

Un segundo atentado suicida fue perpetrado hoy contra un concurrido mercado del este de Bagdad, dejando al menos siete muertos y decenas de heridos, horas después de que un ataque con coche bomba causó la muerte de 13 personas y heridas a otras 50.

El segundo ataque fue cometido por un suicida que detonó un cinturón de explosivos en un mercado popular del barrio de al Baladiat, de mayoría chiita, sin que hasta ahora nadie reivindique el atentado, según fuentes policiales y sanitarias.

Poco antes, al menos 13 personas perdieron la vida y otras 50 resultaron heridas en una explosión de coche bomba en un mercado de verduras en el barrio de mayoría chiita de Jamila, en el este de Bagdad.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) que reivindicó la autoría del atentado, aseguró que fue cometido por un suicida y precisó que tuvo como objetivo una reunión de chiitas, según un comunicado publicado por la agencia de noticias Amaq, vinculada a los extremistas.

Los dos atentados de este domingo se producen un día después de que las fuerzas iraquíes lograron nuevos avances en su ofensiva para retomar la ciudad de Mosul, en el norte del país, liberando nuevas zonas de radicales y acercándose por primera vez al río Tigris, que divide la ciudad.

Mosul, la segunda mayor ciudad de Irak, cayó en manos del EI en el verano de 2014 durante una operación relámpago que les permitió conquistar gran parte del norte y el centro del país.

El Ejército iraquí, con el apoyo de los kurdos, las milicias chiitas y la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, comenzó el pasado 17 de octubre una gran ofensiva para recuperar Mosul, más de dos años después de haber caído en manos del grupo yihadista.

La ofensiva en Mosul, que podría ser una de las mayores operaciones militares en Irak desde la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, podría dejar más de un millón de desplazados, según han advertido varias organizaciones humanitarias.

Mosul se convirtió en la capital de facto del EI desde junio de 2014 y es también su último bastión en Irak, por lo que su pérdida marcaría su derrota efectiva en ese país.

ijsm

Imprimir