De la protesta al derecho de vivir en paz y con seguridad económica - Leonel Luna | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
De la protesta al derecho de vivir en paz y con seguridad económica | La Crónica de Hoy

De la protesta al derecho de vivir en paz y con seguridad económica

Leonel Luna

Hace apenas unos días, con la liberación del precio de la gasolina determinado por el gobierno federal, todos los mexicanos manifestamos nuestro derecho de exigir cuentas sobre las razones por las cuales se llegó a dicha determinación.
Sin embargo, también fuimos testigos de inusitadas acciones colectivas que combinadas con el poder de las redes sociales, han tergiversado el derecho a la expresión y la protesta con el vandalismo confabulado.
Estoy seguro que nadie en su sana razón podría justificar una agresión social como la que ha vivido nuestro México.
Estos lamentables acontecimientos nos han recordado que este tipo de acciones injustificadas y violentas son capaces de alcanzar a cualquier gobierno o empresa, ciudadano o autoridad; con independencia de su estrato económico, político y social; pero también nos han hecho ver el gran hartazgo social por las malas e injustificadas acciones emprendidas desde el gobierno federal.
Sin lugar a dudas, comparto la indignación de millones de mexicanos que han levantado la voz y que se han manifestado pacíficamente para solicitar una revisión a ultranza sobre las decisiones que han vulnerado la economía de todos.
Por ello, de manera respetuosa pero firme, hago un llamado e invito a la ciudadanía, a los actores políticos, a los empresarios, a los medios de comunicación, a las organizaciones de la sociedad civil y a los líderes sociales, a asumir la responsabilidad que nos compete para emprender las acciones necesarias que garanticen mejores condiciones económicas para el país.
No olvidemos que la Ciudad de México ha sido y seguirá siendo una ciudad de vanguardia que impulsa los derechos políticos a la libre determinación, a la libre expresión, a la libre asociación para tener una vida plena con protección social y económica, pero sobre todo, orientada hacia un estado de derecho y sin violencia que hoy por hoy garantiza la paz colectiva. Históricamente la CDMX ha sido un bastión de lucha y de resistencia pacífica.
Sin duda, revertir esta realidad económica poco alentadora, requiere de la voluntad de todos en su conjunto; por un lado se requiere de una ciudadanía participativa, informada y responsable que coordine sus acciones apegadas al estado de derecho y hacia la rendición de cuentas. Y por el otro, se requiere de una clase política que sin descalificaciones mutuas pero sí con oficio político reconozca sus propios errores y dé muestras de subsanarlos de forma inmediata.
Aún estamos a tiempo para impulsar, sociabilizar y orientar acciones políticas y económicas que den marcha atrás al “gasolinazo”, y que favorezcan a la economía social, y al derecho de vivir colectivamente en paz.

Imprimir

Comentarios