Mundo

En ocho días del año, Brasil suma 102 presos muertos en motines

Un motín en una cárcel en Manaos, en el estado de Amazonia, dejó ayer cuatro muertos, lo que hace que la suma de reos fallecidos en los primeros ochos del año en Brasil ascienda a 102. “De los cuatro presos muertos, tres fueron decapitados y uno murió por asfixia”, señaló la secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Amazonas en un comunicado.
Además, el penal donde ocurrió la nueva matanza estaba cerrado desde octubre, pero se reabrió específicamente para albergar a 300 internos de otro penal, en el que el primero de enero murieron 56 internos en una reyerta entre dos bandas criminales rivales. Esta fue la peor matanza entre presos en la historia de Brasil.
A esos se sumaron 31 cuerpos que las autoridades encontraron amontonados en el penal de Boa Vista, el mayor del estado de Roraima, también afectado por la violencia que azota las cárceles brasileñas en los últimos meses.
Allí se encontraron otros dos cuerpos enterrados, que se supone que están relacionados con el suceso. También encontraron las autoridades ayer tres cuerpos descompuestos cerca de la cárcel de Compaj, donde ocurrió la matanza del día 1 en Manaos, e investigan si se relacionan con la reyerta.
Estas 102 muertes en ocho días suponen el 25 por ciento de todas las muertes que registró Brasil en sus cárceles en 2016, que fueron 370.
REFUERZO. Para paliar la situación, el secretario de Defensa brasileño, Alexandre De Moraes, autorizó ayer reforzar la seguridad en los penales de los estados de Amazonas, Rondonia y Mato Grosso enviando tropas del ejército federal, algo que habían solicitado los propios gobiernos estatales.

Imprimir