Mundo

Guerra de los terroristas sunitas contra los chiitas

Los yihadistas del Daesh castigan a la mayoría religiosa iraquí en represalia por su retroceso en Mosul

El Estado Islámico (EI) mató ayer a 19 personas en dos atentados perpetrados en el este de Bagdad, feudo chiita de la capital iraquí, en otro aparente acto de venganza por el avance de las fuerzas armadas iraquíes contra los yihadistas atrincherados en Mosul.

A medida que los yihadistas pierden terreno en su último feudo urbano en Irak, han aumentado sus ataques en la capital del país, donde se han registrado varias explosiones de diversa potencia desde el arranque el 29 de diciembre de una nueva fase de la ofensiva del ejército iraquí en Mosul, capital de la provincia de Nínive.

En el primer atentado con coche bomba, colocado en un mercado, murieron al menos doce personas y 25 resultaron heridas.

Asimismo, siete personas perecieron y otras quince sufrieron heridas en un segundo ataque, ocurrido horas después en el barrio de Al Baladiat, también en el este de Bagdad, donde un kamikaze detonó un cinturón de explosivos en medio de un mercado popular.

Terrorismo sunita. El pasado lunes explotaron dos coches bomba en Ciudad Sadr, bastión chiita en Bagdad, en sendas acciones cuya autoría también fue asumida por los terroristas sunitas del EI.

Un total de 37 personas murieron por esas explosiones registradas a las puertas de un mercado y de un hospital, y otras 60 resultaron heridas.

En víspera de Año Nuevo otro doble atentado suicida causó 28 muertos en la capital iraquí, mientras que en los últimos días se han registrado más ataques similares en otros puntos del país, donde el EI también ha golpeado a las fuerzas de seguridad iraquíes.

Imprimir