Mucho ruido y pocas nueces de Trump

Julio Brito A.

Una de las virtudes, tanto de Andrés Manuel López como de Donald Trump es el manejo de medios. Son tan contundentes en sus afirmaciones y adjetivos que suelen parecer verdaderos, cuando la realidad es otra. El discurso de Trump, presidente electo de Estados Unidos, en contra de las inversiones y migración de empleos de EU a México es un mito genial y abuso. Las cifras hasta ahora manejadas son ridículas: 400 empleos en el caso de Carrier y 700 en el de Ford.
La inversión extranjera directa que captó Estados Unidos en 2014 fue 379 mil millones de dólares y se calcula que cada mil millones de dólares generan 6 mil empleos directos e indirectos. México apenas captó  28,382 millones de dólares, es decir, 13 veces menos. Disputar una inversión a tres años de Ford por mil millones 200 millones de dólares es ridículo y financieramente pobre para un presidente de Estados Unidos. La ganancia está en el impacto mediático.
Las empresas mexicanas, en los últimos siete años, han invertido directamente en Estados Unidos 17 mil millones de dólares. La última fue de Vitro, que compró una empresa productora de vidrios para industria termina de automóviles en 400 millones de dólares y Televisa en la adquisición del 49% de Univisión. Por ejemplo, Cemex, es una de las empresas productoras de cemento más importante de California, Gruma vende sus frituras por todo el país y las ventas se incrementan con los famosos Nachos en los grandes eventos deportivos. San Luis Rassini hace sistemas de suspensión y frenos; Carlos Slim en una empresa de telecomunicaciones, con más de 4 millones de clientes.
El comercio exterior de Estados Unidos es de 42 billones de dólares anuales, con México apenas supera los 500 mil millones de dólares. Es ridículo que un presidente tenga tanto foco en pírricas inversiones y generación de empleo. El comercio con Europa, Japón  y China tiene una relevancia mucho mayor medida en dólares.
Decir que el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica sólo ha beneficiado a México es absurdo, porque los montos grandes del comercio han terminado en Estados Unidos, por la sencilla razón que los corporativos se establecieron en ese país. México y Canadá son satélites. Las utilidades benefician de manera directa a la Bolsa de Nueva York.
Los demagogos tienen el canto de la sirena en las manos y embrujan, pero sobre las cifras se desafinan. Toyota ha invertido en más de 60 años más de 22 mil millones de dólares en Estados Unidos; en México, después de 15 años, apenas destinará mil millones de dólares, una diferencia de 22 a uno.

PREMIO.- Grupo Financiero Banorte fue reconocido con el Lafferty Global Award por “Excelencia en Tarjetas de Crédito”, en la edición 2016, premio que será entregado el próximo 24 de enero de 2017 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. El Lafferty Global Award tiene como objetivo premiar la excelencia sostenible y de largo plazo en los servicios financieros. Así, este premio celebra el trabajo sobresaliente de las instituciones financieras del mundo que han encontrado formas innovadoras o creativas de servir mejor a sus clientes

juliobrito@cronica.com.mx
juliobrito@visionautomotriz.com.mx
@abritoj

Imprimir

Comentarios