Recuperan y restauran cien sepulcros de diputados Constituyentes de 1917 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Recuperan y restauran cien sepulcros de diputados Constituyentes de 1917

El lote del panteón de Dolores será entregado al gobierno federal para su cuidado y custodia. Tendrá un estatus similar al de la Rotonda de las Personas Ilustres

Recuperan y restauran cien sepulcros  de diputados Constituyentes de 1917 | La Crónica de Hoy

El llamado Lote de Constituyentes del panteón de Dolores de la Ciudad de México, donde reposan los restos de al menos un centenar de los 220 diputados constituyentes de 1917, y que en la actualidad es sujeto de un proceso de restauración profunda, dejará de ser propiedad privada y se entregará al gobierno federal para su cuidado y custodia, de manera que adquirirá un estatus similar a la Rotonda de las Personas Ilustres.

La Asociación de Hijos de Diputados Constituyentes de 1917 A.C., es la entidad que detenta desde 1936 la propiedad del lote. Después de un año de gestiones, la Asociación obtuvo el apoyo del gobierno federal a través de la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), que ha fructificado en el remozamiento de todos los sepulcros que en él se encuentran.

UNA HISTORIA DE 80 AÑOS. El Lote de Diputados Constituyentes de 1917 o Lote B, como también se le llama en los registros del Panteón Civil de Dolores de la Ciudad de México, fue constituido en 1936, mediante la instrucción, emitida el 8 de mayo de aquel año, del jefe del Departamento del Distrito Federal, Cosme Hinojosa, quien concedió la “separación del lote”, es decir, la delimitación de un terreno destinado a servir de última morada a los creadores de la Constitución que materializó las aspiraciones y propósitos de la Revolución Mexicana.

En los hechos, la instrucción configuró una perpetuidad de gran tamaño y que, por lo tanto, se convirtió en propiedad de un particular, como lo son todas las tumbas con título de perpetuidad de los cementerios mexicanos. Ese particular era la Asociación de Diputados Constituyentes de 1917, que, al correr de los años se transformó en la Asociación de Hijos de Diputados Constituyentes de 1917, A.C, que en la actualidad detenta la titularidad del lote.

Unas cuantas semanas después de que el regente Hinojosa dispusiera la delimitación del lote, fue inhumado allí el constituyente Arnulfo Silva, quien ocupa la fosa número 1. Fue sepultado el 4 de junio de 1936, según indica el libro de registro de lotes del Panteón de Dolores, que muestra a Crónica Samuel Otero González, líder de proyectos del cementerio.

En la actualidad, reposan allí más de un centenar de constituyentes; existen 80 sepulcros y al fondo, en un muro, se crearon 220 nichos, de los cuales sólo algunos están ocupados por urnas que contienen los restos de más diputados.

No todos los constituyentes descansan en el panteón de Dolores. Algunos reposan en sus lugares de origen, pero eso no es obstáculo para que en el gran muro de nichos, estén sus nombres, como homenaje permanente.

EL LOTE SE ENTREGARÁ AL GOBIERNO FEDERAL. Al pertenecer a una asociación civil sin fines de lucro, el mantenimiento de los sepulcros y nichos del lote de constituyentes  ha dependido, a lo largo de los últimos 80 años, de los pocos o muchos recursos con los que la agrupación cuenta. En consecuencia, pasaron muchos años sin que el recinto fuera sujeto de mantenimiento profundo.

El paso del tiempo y la acción de la lluvia produjeron la erosión y deterioro que ataca por igual a muchas tumbas del Panteón de Dolores.

A eso se sumó la oleada de saqueos que experimentó el cementerio cuando, en 2009, una parte de la vieja barda que da a la avenida Constituyentes se vino abajo. Rejas, floreros, adornos, desaparecieron en manos de rateros de poca monta. El lote de constituyentes no fue la excepción; el problema es que de allí desaparecieron ornamentos y algunas de las letras de oro de las placas que ostentaban los nombres de los antiguos diputados.

En consecuencia, la Asociación optó por cerrar al público el lote, el cual, antes, los interesados podían visitar sin restricciones. También retiraron, para protegerlos, algunos elementos, como una gran águila, que presidía el lugar.

Esto cambiará en el contexto del centenario de la promulgación de la Constitución de 1917. La Asociación obtuvo apoyo del gobierno federal, a quien donará la titularidad del lote. Así, las tumbas de los constituyentes serán protegidas y su mantenimiento quedará asegurado.

Imprimir