Ciudad

Frio regreso a clases en la CDMX

Luego de las vacaciones decembrinas y pese al frío, este lunes miles de estudiantes capitalinos regresaron con entusiasmo y ansiosos a clases, en medio del tráfico que caracteriza el horario previo a la entrada a las escuelas.

La “normalidad” regresó a las calles capitalinas, con tráfico y claxonazos en este regreso a clases, mientras niños y adolescentes se dirigían a sus planteles a bordo del transporte público, en automóviles particulares, bicicletas, motonetas o a pie para llegar a tiempo.

La alegría, sobre todo de los estudiantes de secundaria, primaria y preescolar, caracterizó una vez más el retorno a la escuela de varios estudiantes quienes ya extrañaban a sus compañeros y amigos, las clases y hasta a sus maestros.

Tal es el caso de Nallely, estudiante de primaria, que entusiasmada llegó muy temprano a su escuela Luz del Tepeyac, donde cursa el segundo grado, y se dijo contenta por regresar a clases, sobre todo porque extrañaba a su maestra Anita.

Sin embargo, con una sonrisa, coincidió con sus compañeritos Michelle y Alex, en que lo más difícil en este retorno a la escuela fue levantarse de su cama, “porque hacía mucho frio” y no querían dejar las cobijas.

“Es muy padre regresar a la escuela, porque extrañaba mucho a mi miss Anita y a todas mis misses, a mis compañeros. Estoy muy contenta, pero me costó poquito trabajo levantarme, porque estaba muy calientita en mi camita... pero de todos modos me levanté, muy contenta, pero con frío”, dijo Nallely.

Contrario a Nallely, Michelle y Alex, Melanie e Isidro, quienes cursan el cuarto y quinto grado en la Escuela Primaria Heroica Veracruz, comentaron que aunque sí querían regresar a clases, debido al frío se resistían a levantarse, pero fueron obligados por sus mamás.

Con paso lento, pero a tiempo, llegó Melanie a su escuela, acompañada por su mamá, quien comentó que la pequeña “no quería levantarse por el frío que hace; me costó mucho trabajo traerla a la escuela, pero tenía que venir y casi, casi la obligué”.

Los gorros, guantes, bufandas, abrigos, chamarras y demás prendas calientes para resistir el frío, fueron el común en la vestimenta escolar de miles de estudiantes de nivel básico en la ciudad, debido a las bajas temperaturas que se registraron la mañana de este lunes.

Así llegaron también los pequeños del Jardín de Niños Isaac Ochoterena, donde Lety y María jugaban mientras esperaban la hora de entrada para ingresar a las aulas y reiniciar sus clases.

En este plantel varios niños llegaron entusiasmados con los juguetes que les trajeron los Reyes Magos y se olvidaron de las inclemencias del tiempo, por lo que la asistencia “fue buena” en este regreso a clases, de acuerdo con las profesoras.

Imprimir