Negocios

Sector automotriz se adaptará a Donald Trump: Fiat Chrysler

El presidente del grupo Fiat Chrysler (FCA), Sergio Marchionne, afirmó que el sector necesita claridad sobre las políticas de la nueva Administración del presidente electo deEU., Donald Trump, y que los fabricantes necesitarán adaptarse a sus políticas.

Marchionne, que ofreció hoy en Detroit una rueda de prensa al inicio del Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS), declaró a preguntas de Efe que el uso de Twitter por parte de Trump para establecer políticas e influir las decisiones de las empresas es algo nuevo.

"Es un nuevo territorio para todos nosotros. Ninguno hemos tenido antes un presidente que tuitee. Es una nueva forma de comunicación y creo que vamos a tener que aprender cómo responder", dijo Marchionne.

"¿Qué vamos a hacer con Trump? La respuesta es nada, porque ha sido elegido. Es el presidente de Estados Unidos. Responderemos a cualquier medida que determina que es la política relevante para los Estados Unidos. Y nos adaptaremos. No es desmoralizador. Somos fabricantes de automóviles", añadió Marchionne.

El presidente de FCA también señaló en varias ocasiones durante la rueda de prensa que los fabricantes de automóviles necesitan tener más información sobre las políticas de Trump para poder tomar decisiones.

"Necesito claridad. Todos necesitamos claridad. No somos los únicos que necesitamos claridad", afirmó añadiendo que espera saber más sobre los planes de Trump en los próximos 90 días.

Hoy Trump agradeció en Twitter a FCA el anuncio realizado el domingo por el fabricante de que invertirá 1.000 millones de dólares en Estados Unidos y creará 2.000 empleos.

Trump, que en el pasado ha amenazado a otros fabricantes por su producción de vehículos en México, dijo que "finalmente está ocurriendo: Fiat Chrysler acaba de anunciar planes para invertir 1.000 MILLONES de dólares en sus plantas de Michigan y Ohio, creando 2.000 puestos de trabajo".

Marchionne negó que el anuncio de este domingo fuese una medida calculada para evitar un ataque por parte de Trump, que hasta ahora ha amenazado a Ford, General Motors (GM) y Toyota con sustanciales aranceles aduaneros por la importación a Estados Unidos de vehículos producidos en México.

"No he hablado con el presidente (electo) Trump. No he hablado con sus asesores. La decisión ha estado siendo considerada y discutida desde hace mucho tiempo", explicó.

Marchionne también bromeó a la pregunta de EFE si estaba aliviado por el tuit de Trump felicitando a FCA y reiteró el compromiso de la empresa de mantener la producción en Estados Unidos.

"¿Me está diciendo que estoy en la lista de los buenos?, porque él (Trump) no me lo ha dicho. ¿Sabe algo que no sé?", dijo Marchionne entre sonrisa.

"Agradezco el comentario que realizó hoy por la inversión. Nuestra historia con Chrysler viene de hace ocho años. No hemos olvidado cómo llegamos aquí y le debemos mucho a este país. El desarrollo de Jeep internacionalmente es una obligación moral sacrosanta", elaboró el empresario italo-canadiense.

"Tenemos que protegerlo. Aquí es donde empezó. Tenemos que asegurarnos que hacemos todo lo apropiado, tanto con la rentabilidad de Chrysler como con los niveles de empleo. Una parte clave de nuestros planes es seguir haciendo vehículos de tamaño medio y grande en EE.UU. para nuestra expansión internacional", concluyó.

Imprimir