La insulina se oxida en personas obesas y diabéticas, confirma estudio del IPN | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

La insulina se oxida en personas obesas y diabéticas, confirma estudio del IPN

El estudio es encabezado por Ivonne Olivares.

Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) comprobaron la existencia de polímeros de insulina en el plasma de personas obesas, lo que confirma que esa condición patológica y el incremento de lípidos en la sangre contribuyen a la producción excesiva de especies reactivas de oxígeno (ERO) de estrés oxidativo y radicales libres (RL), lo que en consecuencia provoca la oxidación y polimerización de la insulina.

El proyecto, galardonado por el IPN con el Premio a la Investigación 2016, se realiza en la Escuela Superior de Medicina (ESM) bajo la dirección de la doctora Ivonne María Olivares Corichi, quien explicó que cuando la insulina se oxida cambia su estructura química, se transforma en polímeros y el receptor encargado de detectar la hormona no reconoce su nueva condición, por lo que ésta no puede cumplir con la función de dar la señal para que la glucosa pueda ser utilizada por las células dependientes de ella (adipocitos, hepatocitos y musculares, principalmente).

Señaló que la literatura científica reporta la presencia de estrés oxidativo en pacientes con obesidad y diabetes, pero no se había evidenciado la participación de una insulina modificada, lo cual representa una innovación científica de alto valor.

Los experimentos determinaron que la oxidación de la hormona no ocurre en personas sanas, mientras que en los diabéticos y obesos se presenta esa condición como consecuencia del estrés oxidativo.

Debido a la importante aportación que puede tener el hallazgo para revertir los índices de diabetes en México, los científicos desarrollarán un método cuantitativo para detectar insulina oxidada que permitirá vigilar estrechamente a los diabéticos, además se podrá monitorear de cerca a los pacientes obesos y aplicar estrategias preventivas para evitar resistencia a insulina y diabetes. Este método también permitirá desarrollar un estuche comercial para la detección de la hormona modificada.

Imprimir