Compuestos de hongos silvestres ayudan a controlar el colesterol y los triglicéridos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Compuestos de hongos silvestres ayudan a controlar el colesterol y los triglicéridos

El hongo Ganoderma lucidum se conoce y usa en China, pero los ejemplares en México son de tamaño mayor.

Los extractos de algunos hongos que crecen de manera silvestre en los bosques de México, como el Ganoderma lucidum, pueden reducir los niveles de moléculas de colesterol y triglicéridos en la sangre de ratones según los resultados de un experimento realizado por El Colegio de Posgraduados (ColPos), institución fundada en 1959 dentro de la Universidad Autónoma de Chapingo, pero que desde 1979 tiene personalidad jurídica propia.

La comprobación del efecto médico del hongo G. lucidum es uno de los primeros resultados del proyecto “Genómica de las propiedades funcionales y medicinales de los hongos comestibles de México”, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). La líder del proyecto, María Eugenia Meneses Álvarez, labora en el Campus Puebla del ColPos y es miembro del programa Cátedras Conacyt, para la incorporación de científicos jóvenes a centros de investigación.

“Los hongos comestibles, funcionales y medicinales contienen varios compuestos bioactivos (terpenos, beta y alfa glucanos, polifenoles, entre otros), los cuales tienen un efecto positivo en la salud. Sin embargo, existe poca información de los efectos de los hongos mexicanos, tanto en modelos in vivo, como en pruebas clínicas, para conocer su potencial tanto preventivo como curativo en las principales enfermedades de importancia nacional”, explica la doctora Meneses Álvarez, en un póster con los primeros resultados de su proyecto, que fue presentado en la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en un encuentro de miembros del programa Cátedras Conacyt.

En el proyecto se analizó el contenido de alfa y beta glucanos, así como la capacidad antioxidante y valoración nutricional de extractos que se obtuvieron a partir de una cepa nativa mexicana del hongo Ganoderma lucidum. Este hongo es conocido y usado por diferentes culturas en Asia para fines curativos. Se conocen diferentes usos en China, Corea y Japón para problemas inflamatorios, reumáticos y algunos también le atribuyen propiedades anticancerígenas; sin embargo, el estudio científico de sus propiedades curativas en muy reciente.

“Se comprobó el efecto anti-hiperlipemiante de los extractos estandarizados del hongo medicinal Mexicano G. lucidum, en un modelo animal de hipercolesterolemia, al disminuir los niveles de triglicéridos, colesterol y LDL-c en plasma”, indica el póster presentado por la doctora Meneses. Estos datos son un resumen del artículo que, sobre el mismo tema, presentó en 2016 este equipo a la revista de la Bibliteca Pública de Ciencia (PLOS-One), con el título “Hypocholesterolemic properties and prebiotc effects of mexican Ganoderma lucidum in C57BL/6 mice”.

PRODUCTOS BIOTECNOLÓGICOS. Las investigaciones que realiza el Colegio de Posgraduados en torno a hongos aprovechables tienen tres grandes objetivos: en primer lugar, se desarrollan investigaciones genómicas para generar conocimiento, nuevos productos biotecnológicos e innovaciones de alto valor agregado a partir de las propiedades funcionales y medicinales de los hongos comestibles consumidos tradicionalmente en México, las cuales tengan impacto potencial para la atención o prevención de enfermedades comunes en el país como: obesidad, síndrome metabólico, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

En segundo lugar, se busca que los nuevos productos  biotecnológicos, producidos a gran escala con procesos controlados, tengan el soporte del análisis genómico de los recursos genéticos nativos de varios hongos comestibles seleccionados para estudio como Ganoderma, Lentinula, Pleurotus y Ustilago, así como de las evidencias genómicas y bioquímicas sobre sus efectos positivos en la salud.

En tercer lugar, de acuerdo con la información expuesta por la doctora María Eugenia Meneses Álvarez, en la AMC, “el proyecto busca formar recursos humanos de alto nivel en temas de frontera relevantes, ya que los hongos comestibles constituyen la cadena agroalimentaria microbiana emergente más importante de México”.

Imprimir