Mundo

Parlamento venezolano declara “abandono del cargo” de Maduro

Nicolás Maduro, ayer, durante un discurso institucional.

La Asamblea Nacional veneozlana (AN), que está bajo el control de la oposición antichavista, declaró ayer el “abandono del cargo” de Nicolás Maduro, una resolución que, según la constitución del país, implica la destitución del presidente y la convocatoria de comicios.

El texto aprobado por el parlamento en Caracas señala que “la única forma de resolver los graves problemas que aquejan al país es devolver el poder al pueblo de Venezuela”. Por ello, los opositores en el congreso piden “convocar a la celebración de elecciones libres y plurales”.

La oposición se ampara en que la carta magna del país establece que una falta absoluta del presidente sería su muerte o renuncia, la destitución decretada por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), su incapacidad física o mental, la revocación popular de su mandato; o “el abandono del cargo declarado como tal por la Asamblea Nacional”. Es decir, esto último, lo que ocurrió ayer.

Sin embargo, el TSJ, controlado completamente por el chavismo, ya adelantó ayer mismo que niega a la Asamblea Nacional cualquier poder para ejecutar la destitución directa del presidente, lo que hace prever que el Supremo venezolano anulará la resolución aprobada ayer.

Asimismo, el primer vice presidente del gobernante PSUV, Diosdado Cabello, aseguró que la iniciativa es “una violación flagrante” de la constitución.

ARGUMENTOS. La mayoría de la AN consideró que la presidencia de Maduro está al margen de sus funciones constitucionales y le responsabiliza de la “ruptura del orden constitucional”, por violación de derechos humanos y por la “devastación de las bases económicas” del país, según el texto aprobado.

Maduro “ha propugnado y consumado la supresión de la separación de poderes” en el país caribeño, “mediante su respaldo a la ocupación partidista del Tribunal Supremo de Justicia y del Consejo Nacional Electoral”.

ANTI-GOLPE. Por otra parte, el gobierno de Maduro aprobó ayer crear un “comando anti-golpe” y “anti-traición” para “derrotar y acabar definitivamente todos los vestigios del golpe de Estado oligárquico y de derecha”, en palabras del presidente.

Este comando, que dirigirá el nuevo vice presidente ejecutivo del país, Tareck El Assaimi, estará dedicado ”las 24 horas del día a tomar las medidas preventivas, legales y correctivas contra todos los sectores golpistas y terroristas a nivel interno”, dijo Maduro en su programa semanal de televisión.

El mandatario detalló que creará sub comandos en las 24 entidades federales del país, con participación del ejército, la policía y el gobierno central “y de todas las fuerzas patrióticas y revolucionarias del país”.

ANTI-HAMBRE. La respuesta de la oposición a este anuncio fue la de pedir que se cree un “comando anti-hambre” para frenar el desabasto de alimentos y medicinas que azota a Venezuela. Lo dijo el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, que vaticinó que el “Comando Anti golpe” de Maduro va a ser un brazo ejecutor de persecución política.

 

Imprimir