Evangelistas negros apoyan al fiscal nombrado por Trump, pese a su pasado racista | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Evangelistas negros apoyan al fiscal nombrado por Trump, pese a su pasado racista

El senador por Alabama, Jeff Sessions.

Un grupo de reverendos afroestadunidenses urgió ayer al Senado a confirmar como fiscal general del futuro Gobierno de Donald Trump al senador por Alabama Jeff Sessions, quien cuenta con un controvertido historial de supuestos comentarios racistas y simpatías hacia el Ku Klux Klan (KKK).

“Los estadunidenses viven en un clima tóxico donde la grave acusación de racista se dirige descuidadamente contra cualquier persona con quien la izquierda esté en desacuerdo”, reprochó el reverendo Dean Nelson, miembro del grupo de presión de la derecha cristiana Family Research Council.

“Estamos aquí hoy para dejar muy claro que este ataque contra el senador Jeff Se­ssions es infundado y que él está más que calificado para ser nuestro próximo fiscal general”, sostuvo Nelson.

Sessions, de 70 años, será el primer nominado del Gobierno de Donald Trump en comparecer ante un comité del Senado.

Polémico pasado. Está previsto que Se­ssions se enfrente a duras preguntas sobre una serie de comentarios supuestamente racistas que ya le pasaron factura en 1986 cuando un comité del Senado rechazó su candidatura para convertirse en juez de una Corte de Alabama, cargo al que le había nominado el entonces presidente, Ronald Regan.

En esa audiencia, varios testigos aseguraron que Sessions, entonces fiscal general del distrito Sur de Alabama, había bromeado sobre el Ku Klux Klan (KKK) y había llegado a llamar “desgracia para su raza” a un abogado blanco que se dedicaba a defender los derechos de los afroamericanos.

Los demócratas han prometido que también preguntarán a Sessions sobre su visión acerca del matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho a voto de las minorías.

Mientras tanto, en los últimos días, han aumentado los ataques contra Sessions por parte de organizaciones como la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), y hasta por parte de mil 100 profesores de Derecho que pidieron al Senado que rechace la designación del senador como nuevo fiscal general.

Imprimir