La Esquina

Una de las preocupaciones centrales, derivada del fuerte incremento de año nuevo a la gasolina, es la posibilidad de que se refleje en el resto de los bienes y servicios que consumimos. La principal idea del pacto firmado ayer es evitar que esto suceda. Es una medida correcta, aunque fuera de tiempo. Ahora lo fundamental es que aterrice en la realidad; si no lo hace, tendremos inestabilidad política y social para rato.

 

Imprimir

Comentarios