Transparencia y rendición de cuentas en el sector de los transportes y las comunicaciones - Dr. Manuel Añorve Baños | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Transparencia y rendición de cuentas en el sector de los transportes y las comunicaciones | La Crónica de Hoy

Transparencia y rendición de cuentas en el sector de los transportes y las comunicaciones

Dr. Manuel Añorve Baños

La transparencia y la rendición de cuentas  que ejercen los órganos que componen el Estado mexicano, así como personas físicas y morales que reciben recursos públicos en el desempeño de sus atribuciones, son de las históricas demandas sociales que se han ido solventando a lo largo de los últimos años. De ahí que todos los sujetos obligados tienen la responsabilidad de difundir la información que no sea considerada como reservada o confidencial, de manera oportuna, verificable, inteligible, relevante e integral, tal como lo establece nuestra legislación en la materia.

En México, las instituciones de transparencia han avanzado en su labor de manera positiva, permitiendo ser una herramienta para el ejercicio práctico y constructivo de vigilancia ciudadana y así garantizar el derecho de la sociedad mexicana a acceder a la información pública. Por medio de la transparencia hemos podido ser los actores principales de la fiscalización en el ejercicio de la hacienda pública y hemos observado de manera clara la licitación y el inicio de los trabajados de nuestra infraestructura, tal como lo es la terminal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Desde el 1 de septiembre de 2014, cuando el presidente Enrique Peña Nieto comunicó la necesidad de contar con nuevas instalaciones para el NAICM, el gobierno inició el proceso para la erección de una de las más grandes obras de infraestructura que ha tenido México en su historia, la cual se prevé, en su primar fase, que inicie el 20 de octubre de 2020. Contará con 4,430 hectáreas de terreno, 3 pistas paralelas de operación simultánea, 94 puertas de contacto y 42 remotas,  y tendrá la capacidad de transportar  68 millones de pasajeros por año (16 millones más que los registrados en 2016), y realizar 550,000 operaciones por año.

Al concluir este proyecto en la CDMX, se tendrá la infraestructura necesaria para recibir a 120 millones de pasajeros y realizar 1 millón de operaciones anuales, contando con 6 pistas con aproximación triple simultánea y convirtiéndose en uno de los 3 mayores proyectos de infraestructura aeroportuaria a nivel mundial.

La licitación pública realizada el pasado 6 de enero dio muestra de los signos esenciales que deben prevalecer en estos actos públicos, pues fue realizada con datos abiertos, testigos sociales, participación de la OCDE y transmisión del fallo en vivo.

Es importante agregar que el fallo de la Terminal de Pasajeros se otorgó a favor de un consorcio mayoritariamente mexicano, debido a su propuesta por un monto de 84 mil millones de pesos, contra los 87 mil 500 millones de pesos del consorcio Omega, o los 90 mil 73 millones de pesos del consorcio Mota-Engil México.

En reiteradas ocasiones hemos observado que el sector de Comunicaciones y Transportes, encabezado por el maestro Gerardo Ruiz Esparza, no sólo es un claro ejemplo del constante interés por direccionar el rumbo que México necesita, por un mayor despegue económico y por un sólido esquema de rendición de cuentas en los concursos públicos, como lo vimos en la licitación de Red Compartida con imparcialidad y transparencia.

Sin duda alguna, el gobierno de la república sostiene y manifiesta una forma más de refrendar su compromiso con la transparencia de la información pública con la licitación de este magno proyecto, el cual traerá grandes beneficios para los mexicanos en diversos rubros, promoviendo a México como una nación más competitiva.

Doctor en derecho por la UNAM.

@manuelanorve

Imprimir

Comentarios