Bienestar

Cuando el frío cala duro, protégete más

Una enfermedad respiratoria mal cuidada puede ser fatal

Una gripa puede convertirse en una enfermedad mortal

Parecería que la función de la nariz es simplemente meter y sacar el aire para llenar de oxígeno nuestros pulmones. Sin embargo, la función de tu nariz va mucho más allá, pues el fundamental para la respiración.

La nariz y los senos paranasales (estructuras internas de la nariz) tienen la importante función de entibiar, humedecer y aminorar la velocidad de entrada del aire que respiramos; así como detener partículas potencialmente nocivas para nuestro organismo.

En la temporada invernal, el aire que respiramos es más frío, por lo que los órganos encargados de la seguridad del aire trabajan más. Una exposición muy prolongada al frío o corta pero intensa, puede rebasar su capacidad funcional, el aire llegar frío a los bronquios y provocar inflamación y cuando un órgano se inflama es más propenso a sufrir infecciones, como las enfermedades respiratorias de invierno, como las gripas, influenza, neumonía y otras más.

Debido a la inflamación permanente de algunos órganos respiratorios, las personas que padecen ciertas enfermedades crónicas como asma, rinitis, sinusitis o EPOC, son más propensas a padecer infecciones respiratorias o sufrir complicaciones de sus enfermedades a causa del frío.

Independientemente de si padeces alguna de estas enfermedades, es necesario que te protejas adecuadamente en esta época. Aquí unas recomendaciones:

        1. ¡Vacúnate! La vacuna es la mejor medida de prevención de enfermedades respiratorias graves como la influenza. La vacuna es gratuita y no molesta. Acude a tu centro de salud y pídela. También solicita la del neumococo para prevenir neumonía.

2. Visita a tu médico de manera oportuna ante cualquier síntoma como tos persistente, catarro, dolor articular, fiebre, dolor de pecho, oídos o de garganta, sibilancias al respirar y malestar general.y evita la automedicación que solamente puede complicar los cuadros gripales.

3. Si padeces alguna enfermedad respiratoria crónica acude al especialista para que la controle y disminuya o elimine la inflamación. Un otorrinolaringólogo, alergólogo o neumólogo puede ayudarte a controlar la enfermedad previamente diagnosticada y no olvides seguir el tratamiento como fue pre escrito, aún si te sientes bien.

4. Protégete del frío. No es suficiente usar abrigos y chamarras, también debes evitar respirar el aire frío. Usa cubrebocas o bufandas.

5. Evita el contacto con personas enfermas de gripe o catarro, pues son enfermedades muy contagiosas y los virus pueden desencadenar una crisis de asma.

6. Si estas enfermo evita ir a la escuela, trabajo o a lugares donde hay mucha gente, para evitar contagiarlos. Si toses o estornudad hazlo entre tu brazo y antebrazo, a la altura del codo. Al toser o estornudar salen miles de gotitas de saliva o moco que contienen virus o bacterias causantes de enfermedades respiratorias. Reposa y descansa bien para que no recaigas y te recuperes adecuadamente.

7. Aliméntate bien y agrega a su dieta frutas y verduras ricas en vitamina C, A, D y zinc. Las frutas de temporada contienen de estas vitaminas. Mantente hidratado tomando abundantes líquidos.

8. Evita en lo posible estar en lugares cerrados como elevadores en los hospitales, por ejemplo.

9. Evita enfriamientos y bebidas frías o con hielo.

10. Si tienes una crisis asmática, utiliza tu medicamento de rescate como te indicó el especialista.

11. Si usas calefacción o prendes anafres en tu casa, vigila bien que funcionen adecuadamente para evitar accidentes como quemaduras o inhalación de gases que pueden ser muy tóxicos. Evita los cambios bruscos de temperatura.

12. Si no tienes dónde pasar la noche acude a los albergues que hay en cada entidad.

13. Lávate bien las manos siempre al regresar a tu casa, antes de comer y después de tocar animales e ir al baño.

14. Protege sobre todo a los niños y a las personas mayores, ya que a ellos les puede afectar más una enfermedad respiratoria que hasta puede ser mortal.

 

Imprimir