Obama se despide en Chicago "donde todo empezó" | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Obama se despide en Chicago "donde todo empezó"

Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, vuelve hoy a Chicago para pronunciar su discurso de despedida, aunque nunca se fue completamente de esta ciudad, donde "todo empezó", según sus palabras, y en cuyo barrio, Hyde Park, se le recuerda casi en cada esquina.

Obama, quien dará esta noche su último gran discurso como presidente antes de entregar el bastón de mando en diez días, el 20 de enero, a Donald Trump, ha confesado en más de una ocasión que "realmente" se convirtió en hombre cuando llegó a Chicago.

Tras una infancia entre Indonesia, el país de su padrastro, y Hawai, donde nació y vivió más tarde con sus abuelos, Obama terminó estudiando en dos de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, Columbia y Harvard, y echó raíces en Chicago, conocida como "la ciudad del viento".

Obama mantiene su casa del barrio de Hyde Park, donde se ubica la prestigiosa Universidad de Chicago y una excepción de seguridad y presencia policial constante dentro del sur de la ciudad, una de las zonas más afectadas por la violencia y los incidentes con armas.

Desde poco antes de la victoria de Obama en las elecciones de 2008, esa casa es custodiada las 24 horas por agentes del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de proteger al presidente.

Hoy había aparcados frente a la casa varios autos del Servicio Secreto y, como recordó a Efe Dana Roby, una de las vecinas del barrio, desde el día en que Obama ganó las elecciones de 2008 una de las calles adyacentes está cerrada al tránsito de personas y vehículos.

Ella misma tiene que dar un rodeo para ir a visitar a sus padres, que viven también muy cerca en el barrio, ya que no está permitido cruzar por esa calle.

Roby explica a Efe que su marido, Geafro, solía jugar al baloncesto con Obama y con el que fue su secretario de Educación, Arne Duncan, y cuando piensa en cómo era entonces el ahora presidente resume: "Solo un tipo normal".

También detalla que los Obama solían visitar con más frecuencia Chicago y su antigua casa durante su primer mandato y que se les ha visto muy pocas veces por el barrio en los últimos cuatro años.

Antonio, quien trabaja en la barbería del barrio a la que solía acudir Obama, lo recuerda como una persona "muy con los pies en la tierra", que solía "venir, sentarse y mantener una conversación".

Tras hablar con Efe, se quita la chaqueta para mostrar la frase de su camiseta ("Fuck Trump", algo así como "Que le den a Trump") y sigue trabajando frente a la silla de barbería, resguardada por un vidrio, en la que Obama solía cortarse el pelo y que lleva su firma manuscrita.

En las paredes de la barbería cuelgan varias fotos de Obama, joven y sonriente, y también del legendario boxeador Mohamed Ali, quien frecuentaba el lugar durante la etapa que vivió en el sur de Chicago, según Antonio.

Al lado se encuentra Valois, el restaurante favorito de Obama en Hyde Park y donde el presidente grabará hoy una entrevista con el periodista Lester Holt, de la cadena NBC, antes de pronunciar su discurso en el centro de convenciones McCormick Place.

El restaurante ofreció hoy desayuno gratis, hasta las 10.00 de la mañana hora local, a los que quisieran sumarse a su "gratitud" hacia Obama por "ocho grandes años", pero después cerró sus puertas para los preparativos de la entrevista y varios curiosos observaban desde la acera, según constató Efe.

Una tarde del verano de 1989, Obama y la joven abogada Michelle Robinson recorrieron la ciudad en su primera cita, que fue recreada en la película "Southside With You".

"En nuestra primera cita la invité al mejor helado de Baskin Robbins. La besé y sabía a chocolate", confesó Obama en 2007 a The Ophra Magazine.

Para rememorar ese momento, una placa recuerda desde 2012 el primer beso de los Obama en ese lugar de Hyde Park donde estaba emplazada la heladería.

También hay placas conmemorativas que recuerdan el paso de Obama por la Universidad de Chicago, donde fue profesor de Derecho Constitucional, un trabajo que compaginó con el de senador estatal de Illinois.

Una de ellas está ubicada en el piso sexto de la Escuela de Leyes, al lado de la puerta de la oficina donde Obama trabajaba y escribió, según se lee en la placa, su libro de memorias "Dreams from my father" ("Sueños de mi padre"), una reflexión sobre sus orígenes que publicó en 1995.

Antonio cuenta a Efe que le gustaría que Obama volviese a vivir en Chicago, mientras que Dana, su vecina en Hyde Park, no lo ve regresando de manera definitiva, pero sí esporádicamente junto a Michelle para involucrarse en el proyecto de construcción de la biblioteca que repasará su legado.

De momento, hoy los dos regresan a la ciudad donde "todo comenzó" para ambos, ya que Chicago les "mostró el poder y la bondad fundamental del pueblo estadounidense", según ha subrayado Obama en su perfil oficial de Facebook.

wg3

Imprimir