Mundo

“Rusia y China no pueden superar influencia de EU en el mundo”: Barack Obama

Barack Obama, durante el discurso.

Barack Obama abandonará su cargo como presidente de Estados Unidos el próximo día 20, y por ello, ayer ofreció su discurso de despedida del cargo. Fue en Chicago, donde creció como político, ante una audiencia fiel y entregada de alrededor de 20 mil personas.

En un contexto en el que el escándalo del ciberespionaje ruso en las elecciones del pasado noviembre domina el panorama político, junto a la llegada de Donald Trump al poder, Obama pidió al pueblo de EU que se mantenga “vigilante, pero no asustado” ante las amenazas del mundo. Lo hizo asegurando que “rivales como Rusia o China no pueden superar nuestra influencia en el mundo”, a no ser, advirtió, que “nos convirtamos en otro país grande que abusa de sus vecinos más pequeños.

Precisamente respecto a Trump, el mandatario estadunidense insistió en su voluntad de que la transición sea “pacífica”. Sin embargo, insistió a la ciudadanía en la necesidad de “aceptar su responsabilidad”, en el hecho de que “todos” deben ser “guardianes” de la democracia.

SIN ATENTADOS. “Aunque Boston, Orlando o San Bernardino nos recuerdan lo peligrosa que puede ser la radicalización”, Obama recordó que bajo su administración no se ha producido ningún atentado de un grupo extranjero en EU, porque, consideró, las fuerzas de seguridad son más “efectivas” que nunca. Además, aseguró que el Estado Islámico “será destruido”.

RACISMO. La dificultad que sí sigue presente, dijo Obama, es el racismo en EU, que sigue presente pese a lo histórico de la elección de un afroamericano como líder de la nación, y que se requiere de “más trabajo” para que deje de ser “una fuerza potente y a menudo divisoria en nuestra sociedad”.

YES, WE CAN. Ocho años después, Obama recuperó su famoso “Yes, we can” (Sí, podemos), para remarcar la importancia de creer en el cambio. El presidente aseguró que EU es hoy “un lugar mejor y más fuerte” que en 2008, y se ofreció a seguir al lado del pueblo “como ciudadano” para afrontar los retos del futuro.

Imprimir