Mundo

“El muro no hará el trabajo por sí solo”: John Kelly

John Kelly.

El general retirado John Kelly, nominado por Donald Trump para llevar las riendas del departamento de Seguridad Nacional (DHS), encargado de vigilar las fronteras de Estados Unidos, aseguró ayer que “una barrera de defensa física no hará el trabajo por sí sola”, en referencia al control de la migración mexicana y de Centroamérica.

“Debería ser completado con otros métodos y tecnología”, afirmó Kelly en la audiencia de confirmación ante el Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado.

Pese a no desmarcarse de la propuesta del presidente electo de EU de construir un muro en la extensa frontera con México, de 3 mil kilómetros de longitud, Kelly agregó que, para atajar los problemas fronterizos que, cree, se generan debido al tráfico de drogas, el país debe “trabajar más estrechamente con nuestros países aliados”, entre ellos, México y los de América Central.

Asimismo, sostuvo que gran parte de quienes cruzan la frontera desde el sur lo hacen “buscando oportunidades económicas y escapando de la violencia” y que es importante “reducir la demanda” de narcóticos desde EU para frenar el comercio ilegal con ellos.

DREAMERS. Por otra parte, Kelly también se refirió al tema de la hipotética deportación de los jóvenes inmigrantes sin papeles, los llamados dreamers (soñadores). El nominado para dirigir la DHS aseguró que no cree que deportarlos vaya a ser “la prioridad más alta” para el gobierno de Donald Trump, pese a que el magnate se mostró firme al respecto de su intención de iniciar las deportaciones.

“En mi opinión, con los recursos limitados que tenemos para aplicar la ley, los individuos que cumplen la ley no estarían probablemente en lo más alto de la lista” de prioridades de expulsión, agregó Kelly.

 

Imprimir