Entre canalladas y falta de voluntad

Marielena Hoyo Bastien

He perdido las ganas de complacer a quien no

le caigo bien, de amar a quienes no me aman

 y de sonreír a quienes no quieren sonreírme.

Meryl Streep

Iguanas ranas yo

Cárcel por casi 4 años, inhabilitación por tres para relacionarse profesionalmente con animales y multa por casi 20 mil euros, fue la sentencia que por delitos continuados de falsedad, maltrato animal e intrusismo profesional, el juzgado 14 de lo Penal de Málaga, España, impuso a  Carmen Marín Aguilar, quien presidía la dizque asociación protectora Albergue Parque Animal y que como ejecutora de los hechos, tras seria y larga investigación, le fue comprobado que en un lapso aproximado de 2 años “sacrificó” a un indeterminado número de perros y gatos (contados en miles) sin control médico veterinario y sin aplicarles debidamente las sustancias durante el procedimiento eutanásico (para ahorrarse recursos), provocando a los animales sufrimiento in-des-crip-ti-ble. En cambio… por acá en nuestro país y pese a contundentes pruebas, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, a cargo de Guillermo Haro Bélchez, no pudo ni siquiera acreditar sus propios dichos sobre la prematura y angustiosa muerte del gorila BANTÚ, como tampoco realizó lo procedente sobre las también tempranas y presumiblemente negligentes pérdidas del orangután JAMBI, del chimpancé LIO, de la elefanta MAGUIE y del rinoceronte blanco KHARTOUM, todos fauna ubicada en el Zoológico de Chapultepec de la CDMX. De ahí que… mi no entender que nuevamente la PROFEPA emprenda la misma cantaleta, ahora dirigida a quienes tenían a su cargo al elefante BENNY (en las instalaciones zoológicas del Parque Ecológico Ehécatl del Estado de México), cuya INESPERADA muerte se dio a punto de cerrar el año 2016, motivo por el cual pasó prácticamente inadvertida al escándalo público, pero que al igual se dio de forma anticipada a su esperanza de vida. Tres situaciones de este caso llaman mi atención. Que tratándose de un problema renal no le hubiera sido detectado con antelación, aunque fuera de días; que se haya tratado de desviar la responsabilidad culpando de tal condición al pasado circense del elefante, cuando ya tenía 13/15 años a cargo de los zoos mexiquenses y, que la PROFEPA haya anunciado una investigación a fin de determinar que no hubiera existido “negligencia alguna que derivara en el deceso del ejemplar”, sin que hasta la fecha haya dicho ni mu. Pregunto entonces si se tratará de otra tomada de pelo...

OTRO ASUNTO que me asalta el pensamiento constantemente son los términos en que se pretende abordar el TEMA ANIMALES dentro de La Constituyente, a grado de hacerme preferir que mejor se opte porque únicamente la Ciudad de México los reconozca… no escuetamente como “seres sintientes”, sino como “seres vivos pluricelulares, sensibles, conscientes, constituidos por diferentes tejidos y un sistema nervioso especializado que les permite moverse y reaccionar de manera coordinada ante estímulos de placer y dolor”, como de hecho ya se encuentran definidos en normatividad vigente. De esa sencilla forma podríamos construir leyes secundarias suficientes y eficientes al propósito de su protección y trato digno y respetuoso, lo que no se entiende partiendo de incluir disposiciones ambiguas que incluso los afectarían, como es que quede de forma total y riesgosamente abierto el que las autoridades realicen acciones para la atención de animales abandonados o que sea una obligación jurídica que les respetemos la integridad, bastaría con citar LA VIDA, pues lo resaltado impediría, ¡OJO!, el control poblacional no letal de perros, gatos y otras especies menores, a través de la esterilización o castración. Así también, el texto acota la protección, incomprensiblemente, a determinado uso de los animales e incluye disposiciones que ni siquiera competen a la materia. Así las cosas…

No nos extrañemos después por casos como el de los 158 (162) perros de Tepoztlán que ayer martes le fueron regresados a Dora, más no en su totalidad ni con retorno al hogar de donde los robaron. Hay desaparecidos, agregados y bajas. Entre ellas la de una vieja perrita necesitada de alimentación especial y que se dejó morir al no recibir su acostumbrado manejo. Por ella y por el resto de ausentes tendrán que dar cuenta Don Graco y su pandilla. No quitaré el dedo del renglón.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios