Investigan a Bours por Guardería ABC | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Investigan a Bours por Guardería ABC

Un juez federal ordenó a la Procuraduría General de la República (PGR) incluir al ex gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo y al ex procurador de Justicia y actual diputado federal, Abel Murrieta Gutiérrez, como probables responsables del incendio de la Guardería ABC, donde murieron 49 niñas y niños.

Bours Castelo y Murrieta Gutiérrez son acusados de haber cometido delitos contra la procuración de justicia al alterar y perturbar el lugar de los hechos, además de obstaculizar y desviar las investigaciones.

“Con ello favorecieron a los verdaderos culpables de la muerte y lesiones de nuestros hijos”, dijeron los padres y madres que integran la agrupación Manos Unidas por Nuestros Niños, creada a partir del incendio ocurrido el 5 de junio de 2008, donde 106 niños resultaron lesionados.

De acuerdo con los padres, -que no han obtenido justicia del caso durante los últimos ocho años-, el exgobernador y el su entonces procurador de justicia desviaron la investigación para que las responsabilidades de los hechos cayeran sobre el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y los encargados de la guardería ABC. Sin embargo, la culpabilidad estaba en sus propias instalaciones en una bodega de la Secretaría de Hacienda de Sonora. 

Narraron que personal del IMSS llegó al extremo de introducir documentos apócrifos para que el peso de la tragedia recayera enteramente en el personal femenino del área de la guardería.

En una conferencia de prensa ofrecida este 10 de enero, los padres relataron que las máximas autoridades estatales encargadas del caso en 2008, manipularon toda la información en torno al caso, por ejemplo, corrieron a los bomberos del lugar de los hechos cuando todavía no estaba completamente sofocado.

“Mientras las autoridades ministeriales aún estaban dando fe de los cadáveres encontrados, por otra parte ya se estaba cambiando el escenario de la bodega”, dijeron.

Insisten en que el incendio no fue un accidente, según los padres de las víctimas la hipótesis de que el incendio pudo ser provocado se refuerza con la investigación de la empresa LGW Consulting México, contratada por la PGR para hacer el último peritaje, en el que se concluye que contradice la tesis oficial y señala que el origen del incendio no fue un cortocircuito o falla eléctrica.

Los integrantes de Manos Unidas pidieron al actual procurador, Raúl Cervantes investigue en definitiva el caso y pague con la enorme deuda que tienen las autoridades con las familias afectadas para conocer la verdad de los hechos.

Imprimir