Ciudad

Reconoce constituyente a animales como “seres sintientes”

La Constitución de la Ciudad de México reconocerá a los animales como seres “sintientes”, los cuales deben de recibir un trato digno.

Lo anterior significa que en la capital del país toda persona tendrá un deber ético y obligación jurídica de respetar la vida y la integridad de los animales, que “por su naturaleza son sujetos de consideración moral, su tutela es de responsabilidad común”.

Asimismo, las autoridades de la ciudad garantizarán la protección, bienestar, trato digno y respetuoso a los animales, además se fomentarán una cultura de cuidado y tutela responsable.

Lo anterior quedó establecido en el artículo 16, apartado B, de la Constitución capitalina, el cual señala también que una ley secundaria determinará: las medidas de protección de los animales en espectáculos públicos, así como en otras actividades de acuerdo a su naturaleza características y vínculos con la persona.

Es decir, que los diputados constituyentes le echan la bolita al futuro Congreso local sobre prohibir o no las corridas de toros en la ciudad.

También la ley secundaria determinará las conductas prohibidas con objeto de proteger a los animales y las sanciones aplicables por los actos de maltrato y crueldad, y las bases para promover la conservación, así como prevenir y evitar maltratos en la crianza y el aprovechamiento de animales de consumo humano.

Imprimir