Entregan su cuerpo a casi cuatro años de ser sepultada en fosa clandestina de Tetelcingo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Entregan su cuerpo a casi cuatro años de ser sepultada en fosa clandestina de Tetelcingo

La polémica exhumación de cadáveres de Tetelcingo se realizó a mediados de 2016.

A casi cuatro años de que María Dolores Juárez Cárdenas desapareciera, sus restos extraídos de las fosas de Tetelcingo, Morelos, fueron entregados a su familia este miércoles. 

María Dolores Juárez Cárdenas desapareció el 31 de marzo de 2013 en el Estado de México, ese mismo día fue encontrada sin vida en Cuautla, Morelos. Ya que su cuerpo no fue identificado, terminó en una fosa ilegal de Tetelcingo.

La víctima fue enterrada sin ningún protocolo de ley y sin identificar, por lo que su cuerpo estuvo sepultado con más de cien, hasta la exhumación de todos los cadáveres de las fosas.

Tras la exhumación final de su osamenta en el panteón Jardines del Recuerdo de Cuautla, los restos de María Dolores fueron entregados el miércoles a sus familiares (un hermano y la pareja sentimental de la víctima), quienes lamentaron que el gobierno del estado haya impuesto trabas para reclamar el cuerpo desde 2013 y haya tardado tanto con la entrega.

El retraso en parte se debió a que ella fue identificada mediante la confrontación de su perfil genético, obtenido durante el proceso de exhumación, cuyos restos fueron re-inhumados en el Panteón de Cuautla.

María Dolores es una de las 117 personas exhumadas de una fosa común a mediados del año pasado, considerada como irregular porque no tenía los permisos para funcionar como depósito de restos humanos.

La entrega del cadáver se realizó ante autoridades de Morelos, Estados de México y federales, de auxilio a víctimas y defensores de derechos humanos, quienes constataron el procedimiento realizado por la Fiscalía General del Estado (FGE) de Morelos.

De igual modo, autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) elaboraron y firmaron el acuerdo para la entrega del cadáver; en cuyo levantamiento también acompañaron a la Fiscalía, así como funcionarios de las comisiones nacional y estatal de los Derechos Humanos, de las comisiones ejecutivas de Atención a Víctimas, tanto nacional como estatal, y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

Imprimir