Mundo

El presidente electo presiona a General Motors

Donald Trump instó a General Motors a seguir el ejemplo de sus mayores competidores e invertir en plantas de automóviles en Estados Unidos y crear puestos de trabajo.

Trump destacó ayer los planes de Ford Motor de cancelar una fábrica de mil 600 millones de dólares en México y expandir una planta existente en Michigan, así como el compromiso de Fiat Chrysler de invertir mil millones para la fabricación de tres nuevos Jeeps en Estados Unidos y anunció que una planta en Michigan producirá una camioneta Ram actualmente fabricada en México.

“Espero que General Motors haga lo mismo y creo que así será”, dijo Trump este miércoles en la Trump Tower de Manhattan.

Tony Cervone, portavoz de GM, se negó a hablar sobre los planes de inversión de la compañía en manufactura. “Es un negocio complejo con muchos insumos y consideraciones”, dijo Cervone en una entrevista telefónica a la agencia Bloomberg. “Vamos a considerar todos ellos. Esperamos poder conversar con la nueva administración”.

No sólo las compañías estadunidenses han sido acosadas por el futuro presidente de EU. La semana pasada, Trump recurrió a Twitter para amenazar con elevados aranceles aduaneros a Toyota cuando el presidente electo se enteró de los planes anunciados hace meses por la compañía de invertir en una nueva planta de montaje en México.

La compañía nipona recordó que “tenemos 136 mil empleados aquí en Estados Unidos e invertiremos 10 mil millones sólo en los próximos cinco años”.

Imprimir