La Esquina

Era necesaria, y es bienvenida, una postura serena pero firme de parte del gobierno federal ante las amenazas del presidente electo de Estados Unidos. A la abierta hostilidad de Trump no se le puede responder con un supuesto pragmatismo, tan falso como fallido. Habrá que dialogar y negociar, pero siempre hacerlo con la dignidad que los mexicanos merecemos.

 

Imprimir

Comentarios