Políticas comerciales de Trump podrían disparar migración: HRW | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Políticas comerciales de Trump podrían disparar migración: HRW

Foto: Archivo

Las políticas comerciales que Donald Trump ha prometido implementar en su gobierno podrían detonar una ola migratoria desde México si el crecimiento de su economía se ve impactado, advirtió hoy Human Rights Watch (HRW).

“La migración neta desde México ha sido básicamente de cero por algún tiempo, pero podría cambiar si Trump socava el NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte)”, afirmó este jueves aquí el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, al presentar el reporte mundial sobre la situación de los derechos humanos.

De acuerdo con cifras de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos, durante el año fiscal 2016 fueron deportados 450 mil 954 inmigrantes indocumentados, ligeramente por debajo de las 462 mil 463 deportaciones de 2015.

En cambio, las 408 mil 870 detenciones de indocumentados en la frontera sur aumentaron 19 por ciento respecto al año fiscal 2015, aunque la mayoría de éstos no provinieron de México como en años anteriores, sino de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Empero, según Roth, esta tendencia podría revertirse si las condiciones económicas en México se deterioran a consecuencia del impacto de las políticas proteccionistas que Trump ha prometido implementar para proteger la planta laboral estadunidense y evitar que empresas trasladen sus operaciones fuera del país.

“Si el crecimiento que México ha registrado es minado de manera súbita mediante las políticas comerciales de Trump, entonces quizá se vea un incremento súbito de inmigrantes, porque México crecerá menos”, advirtió.

Aunque Trump ha dado marcha atrás a su plan de deportar a los 11 millones de indocumentados que se asume viven en Estados Unidos, Roth externó temores sobre los alcances de la deportación de tres millones de personas con récord criminal por el riesgo de que eso incluya a quienes han cometido infracciones menores.

“La razón por la que preocupa es porque muchos de los 11 millones de indocumentados, la mayoría, son residentes por mucho tiempo. Son miembros activos de la comunidad, tienen empleos, tienen familia, muchos de ellos ciudadanos estadunidenses”, apuntó.

Roth dijo que si el enfoque será sobre criminales violentos, “no creo que nadie vaya a oponerse a su deportación, pero muchos de estos llamados criminales es gente con una infracción de tránsito o un incidente menor con la ley. En muchos casos su único crimen fue el reingreso ilegal”.

De igual manera, advirtió el impacto negativo que tendrá para las tareas de seguridad pública la posibilidad de que Trump enliste a las policías locales para realizar tareas de migración.

“Esa es una seria amenaza de seguridad para todos”, porque afectaría las relaciones entre la policía y las comunidades, dijo.

Roth reconoció que Obama se convirtió en un “deportador” en masa, pero ello fue consecuencia de la negativa de los republicanos en el Congreso para trabajar en pos de una reforma migratoria, además de los impedimentos legales que enfrentó para implementar acciones de alivio migratorio.

Insistió en la necesidad de una pronta solución, al aludir que Estados Unidos ha construido una economía en torno al trabajo de los 11 millones de indocumentados “y resulta profundamente injusto lograr que la economía sea mejor para nosotros gracias al trabajo de esta gente, sin darles ninguna seguridad legal”.

 

wg3

Imprimir