Mundo

Jefes de CIA y Pentágono alertan a Trump sobre Rusia

Mike Pompeo y James Mattis, nominados a los puestos, contradicen al magnate y ven en Putin una “amenaza”, un “adversario” y alguien que “quiere romper la OTAN”

Los candidatos a jefes de la CIA y del Pentágono, Mike Pompeo y el general retirado James Mattis, respectivamente, se distanciaron ayer de la postura de Donald Trump sobre Rusia y su presidente, Vladímir Putin.Fue durante las audiencias de confirmación de ambos en el Senado.
El futuro director de la agencia de inteligencia contradijo al presidente electo, asegurando que Rusia es una de las "principales amenazas" para Estados Unidos, y un "sofisticado adversario" en el ámbito de la ciberseguridad.
"Rusia se ha reafirmado de forma agresiva, invadiendo y ocupando Ucrania, intimidando a Europa y haciendo prácticamente nada para ayudar en la destrucción del Estado Islámico", afirmó Pompeo, que fue el más contundente de los dos.
Por su parte, Mattis afirmó que el orden mundial establecido por EU afronta "su mayor amenaza desde la II Guerra Mundial por parte de Rusia, el terrorismo y el comportamiento de China en el Mar de China Meridional".
Pese a abogar por "ganar nuevos aliados" en todo el mundo, el general aseguró que la Rusia de Putin quiere "romper la OTAN"* y del mandatario ruso afirmó que "es un competidor estratégico y un adversario en áreas clave".
Mattis agregó que EU debe mantener el diálogo con Moscú, pero reconoció que tiene "esperanzas modestas sobre posibles áreas de cooperación con Putin".

CIBERESPIONAJE. El próximo mandamás de la CIA afirmó también el ciberataque que la inteligencia estadunidense atribuye al Kremlin, algo a lo que dio una credibilidad "sólida", fue "una acción agresiva emprendida por el alto escalafón dentro de Rusia".
Pompeo aseguró que su objetivo básico en la CIA será "ofrecer análisis precisos, oportunos, robustos y claros de las actividades de Rusia", recogiendo el guante de la petición que hizo ayer Trump: dio 90 días a las agencias para que le ofrezcan un plan para evitar futuros ataques.


TORTURA. El próximo responsable de la Agencia Central de Inteligencia se mostró también contundente cuando le preguntaron sobre posibles técnicas de tortura en interrogatorios.
"Absolutamente no", dijo Pompeo, cuando senadores le preguntaron sobre técnicas como el ahogamiento simulado, que se usó, por ejemplo, en Irak bajo el mandato de George W. Bush.

IRAN.Durante su audiencia, Mattis también tuvo palabras para Irán, país del que dijo que representa la "mayor fuerza desestabilizadora de Oriente Medio".
Sin embargo, el militar retirado defendió mantener el acuerdo de EU con Teherán para limitar el desarrollo nuclear del país a cambio de una reducción de sanciones, pacto que Trump criticó con extrema dureza durante la campaña.
Mattis, ayer en su llegada a la audiencia de confirmación.

 

Imprimir