Ciudad

Urbanistas piden a constituyentes aprobar plusvalía

Consideraron que el crecimiento de la CDMX requiere ir acompañado de mejoras y modernización◗ Aseguran que incluir el tema en la Constitución ayudará a proveer mejores servicios a los capitalinos

Ocho organizaciones urbanistas pidieron a la Asamblea Constituyente aprobar la plusvalía, al considerar que no atentará contra el patrimonio de los habitantes y, por el contrario, ayudará a proveer servicios a los habitantes de la capital mexicana.

A través de una misiva las agrupaciones consideraron que, si bien la Asamblea Legislativa rechazó el tema de las plusvalías generadas por el desarrollo urbano, los constituyentes podrían aprobarlo el día de hoy cuando discutan el tema.

El documento fue firmado por el Instituto de Estudios para la Transición Democrática, Forópolis AC, la Federación Iberoamericana de Urbanistas, la Coalición Internacional de Habitat (HIC), el Colegio Mexicano de Urbanistas, World Resources Institute-México, Democracia Deliberada y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

En él se establecen once puntos. En el primero, por ejemplo, se explica que la infraestructura física de la Ciudad de México necesita una urgente mejora y modernización, ya que la población ha crecido apenas en la última década, lo cual se alcanzaría con la plusvalía, un tipo de impuesto para mejorar el entorno.

“Hemos visto cómo se han desarrollado grandes edificaciones de todo tipo y en toda la Ciudad que ejercen una presión multiplicada sobre los servicios de agua, alcantarillado, luz eléctrica, transporte público”, indica.

Señala que el despliegue inmobiliario debe estar acompañado de una infraestructura urbana adecuada, moderna y acorde al crecimiento de la Ciudad y ensalza que en países de Europa, Asia y América se han podido emprender mejoras importantes en la calidad de vida gracias a este impuesto.

“La participación en plusvalías ha sido utilizada en México desde hace mucho tiempo, a través de mecanismos como las contribuciones de mejoras y otros más. La nueva Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo urbano, aprobada hace dos meses por todos los partidos políticos en el Congreso de la Unión, sigue admitiendo ese mecanismo”, justifica.

Asimismo, argumenta que los derechos de edificación benefician a los propietarios, al desarrollo inmobiliario, a la construcción y, sobre todo, a la infraestructura y al entorno urbano, ya que potencializan el valor de la propiedad y se aseguran recursos para dotarla de mejores servicios.

Imprimir