Espectáculos

Encuentro tardío con el lesbianismo

Verónica Langer protagoniza Clases de historia, tercer filme del director Marcelino Islas; un viaje de autodescubrimiento detonado por el cáncer

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Marcelino Islas emprende sus viajes cinematográficos inspirado en vivencias cercanas. Su tercer largometraje, Clases de historia, narrará el viaje de autodescubrimiento de una mujer de cierta edad, quien enfrenta la noticia de padecer cáncer terminal. A partir de ese momento, paradójicamente abrazará la vida, incluso tendrá un encuentro tardío con el lesbianismo.

“Vuelvo a trabajar con Verónica Langer en este proyecto. Es sobre una maestra de historia, a quien le detectan cáncer muy tarde. Sólo le queda esperar la muerte. Su vida está en un periodo muy triste. Conoce a Eva, una niña de 16 años (encarnada por la actriz Renata Vaca), empiezan una amistad que lleva al personaje a vivir.

“Me habla a nivel personal, porque es una enfermedad que ha tocado a mi familia; a mi abuela, a mi madre. Es un tema delicado, pero creo que esta película tendrá un mensaje bueno: empezar a vivir”, adelanta el también director de Martha en entrevista telefónica con Crónica.

En Clases… Islas no le da un papel fundamental a la enfermedad, más bien será una especie de reloj para su protagonista. “Me he asesorado bastante, es un tema fuerte, pero en la película representa la manera de que el personaje va agotando su tiempo, pero con toda la responsabilidad que conlleva hablar de ese tipo de enfermedades”, dice.

La visión de una mujer entrada en años, quien enfrenta su inminente muerte y descubre una nueva sexualidad ha significado una ardua labor para Islas y Langer: “Es algo que estoy trabajando directamente con Vero, hemos tenido sesiones de mesa para entender qué le sucede al personaje en su vida”, cuenta Islas, quien afirma “es mi película más optimista”.

A Verónica Langer le emociona ser parte por segunda ocasión de un elenco de Islas (protagoniza el filme La caridad —con estreno el próximo 20 de enero—), además del reto de dar vida a esta compleja mujer: “Estoy encantada. Es un personaje hermoso, es una responsabilidad muy grande, como que uno tiene miedito, sustito, adrenalina.

“(La homosexualidad, el rol) la descubre a lo largo de la historia, no es que ella lo tenga muy claro. Es parte del viaje que tiene. Empieza con el cáncer, por un lado va hacia la muerte, pero también hacia la vida, porque se va descubriendo y encuentra su identidad. Es un encuentro entre la vida y la muerte, como si se fueran cruzando”, adelanta Langer a este medio.

Verónica apoya al cineasta y ve en la cinta un mensaje esperanzador: “La característica del cine de Marcelino (son tramas) tristes, duras, fuertes, pero al final, en el fondo hay una visón muy vital y luminosa, e incluso aquí (en Clases de historia) hasta más. Es una película que va de la oscuridad a la luz, es algo muy interesante como actriz”.

Adriana Paz se suma a este filme, el cual le da a Marcelino la oportunidad de realizar otro ejercicio cinematográfico interesante: “El personaje de Eva apareció en su primer película (de Islas: Martha). Ahora, la interpreté en La Caridad y volverá aparecer en esta tercera película, pero mucho más joven. Yo seré su madre.

“Me encanta este juego, me parece muy mágico que un mismo actor juegue a ser luego el padre de su mismo personaje. Me parece que le van dando un hilo conductor a todo, lo va uniendo y lo hace parte de una misma fantasía”, abunda Paz.

Adriana aplaudió a Islas el tocar temas menos explorados en la cinematografía nacional, no así, por ejemplo en Hollywood: “No solamente la parte de la enfermedad, sino de la sexualidad. La homosexualidad en una mujer mayor, pero la manera en que Marcelino lo ve es tan linda, con tanto respeto.

“Me encanta que Marcelino haga cosas tan personales; eso se ve, cuando un cineasta sabe de lo que está hablando y su deseo de comunicarlo”, finaliza Paz, quien iniciará el rodaje al lado de Langer e Islas en febrero próximo.

Imprimir