Nacional

...Y volvieron el relax, las bromas y las selfies

Los rostros adustos de los días pasados para explicar el gasolinazo quedaron atrás◗ El Presidente entregó dos cheques a un par de adultos mayores que ignoraban que tenían un remanente

Después de tres días en que secretarios de Estado, integrantes del sector privado e incluso el presidente Enrique Peña Nieto mostraron rostros adustos y seriedad en sus mensajes, esta vez el ambiente en Los Pinos se notó distendido, más relajado.

Tanto así que el propio jefe del Ejecutivo se dio tiempo para usar un tono coloquial, soltar algunas bromas y volvió a darse tiempo para las selfies con enfermeras y empresarios al término del evento celebrado en el Salón Adolfo López Mateos.

En su mensaje, con un lenguaje menos formal, se refirió nuevamente al precio de las gasolinas y al inminente cambio de gobierno en Estados Unidos del cual, admitió, existe una gran incertidumbre.

En este contexto, anunció un paquete de medidas para el Blindaje de la Economía Familiar, y el presidente Peña Nieto se enfocó en el relativo a la devolución de los recursos de las cuentas individuales de trabajadores mayores de 65 años inscritos en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Y anunció que la próxima misión de la Secretaría de Hacienda, de la Sedesol, o bien el IMSS, es encontrar a 3.2 millones de personas de más de 65 años a quienes se adeuda un total de 54 mil millones de pesos que no recogieron del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Ante el conocimiento del adeudo, instó a los funcionarios a buscar a esa gente.

“Salgamos a buscar a la gente. Vayamos a buscarla a donde se encuentre para hacerles saber que ahí tienen un ahorro”.

En tono eufórico expresó:”¡Señores, tres millones de personas tienen ahí un ahorrito, un dinerito guardado, que no lo saben y que hoy se los queremos entregar!”.

como billete de lotería. Al respecto, señaló: “Esto es como cuando alguien compra un billete de lotería a veces y nunca checa y resulta que a lo mejor le pegaron.  Si se dan cuenta a tiempo, todavía alcanzan a cobrarlo; y si no, lo perdieron”.

En la ceremonia, el mandatario entregó dos cheques a dos personas mayores que desconocían que tenían ese ahorro. Por razones obvias se reservó la confidencialidad de los montos. “Algunos serán altos, otros serán bajos, son de distintos montos, pero lo que es notorio es que la gente no lo sabía”, refirió Peña Nieto.

Sobre el tema también habló Enrique Solana, presidente de la Concanaco, quien refirió que si los 54 mil millones de pesos se repartieran de forma equitativa entre los 3.2 millones de trabajadores mayores de 65 años, representarían aproximadamente 25 mil pesos. “Estos 25 mil pesos, referidos a salarios mínimos, representan casi 10 meses”, dijo.

De acuerdo con la visión presidencial, los recursos no son solicitados por desconocimiento, mala información o falta de un canal de acceso sencillo y para ello se lanzará una plataforma electrónica y telefónica, operada por Consar/Procesar para facilitar el acceso a este dinero de forma fácil y segura.

Imprimir