La Esquina

La Esquina

Hay verdades que no pecan, pero incomodan. El triste final de la gallina petrolera de los huevos de oro es una de estas verdades. Obliga a repensar todo el esquema económico del país, y a hacerlo en tiempos en el que los embates desde la Casa Blanca no van a esperar. Parafraseando a Peña Nieto: el parto va a ser muy doloroso, más nos vale que el producto salga sano.

Imprimir

Comentarios