Presidenta surcoreana obligó a Samsung a realizar financiaciones ilegales | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Presidenta surcoreana obligó a Samsung a realizar financiaciones ilegales

El líder de la compañía Samsung, Lee Jae Yong, reconoció esta práctica

Foto: Archivo

El líder de la compañía Samsung, Lee Jae Yong, reconoció que la presidenta suspendida de Corea del Sur, Park Geun Hye, obligó a que su compañía financiara a organizaciones de las que su amiga Choi Soon Sil, era propietaria.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron este viernes a la agencia surcoreana de noticias, Yonhap, que Lee reconoció esta práctica, algo que negó públicamente en la audiencia del mes pasado.

Lee sostuvo que Park forzó a su compañía a proporcionar miles de millones de dólares a varias organizaciones relacionadas con su amiga íntima, quien se encuentra en el centro de un escándalo de tráfico de influencias.

Lee, vicepresidente de Samsung Electronics Co., hizo tal declaración ante un consejo especial de fiscales que investiga el masivo escándalo que involucra a Park y su confidente, Choi Soon-sil, dijo un funcionario cercano al consejo.

Lee fue convocado, el jueves pasado, para ser interrogado por las acusaciones de que su firma concedió asistencia financiera a Choi a cambio del apoyo gubernamental a la fusión de dos filiales de Samsung.

La comparecencia del vicepresidente de uno de los más grandes corporativos surcoreanos, en calidad de sospechoso, duró 22 horas y apenas este viernes por la mañana Lee regresó a su casa.

Sin embargo, aparentemente, el heredero rechazó la mayoría de las acusaciones en contra de su firma, dijo el funcionario, quien añadió que el equipo de investigación examinará sus comentarios y decidirá si presentar una orden de arresto en su contra.

Según el funcionario, basándose en los precedentes, aunque el dinero fuera donado bajo presión, el donante recibirá castigo. Añadió que la declaración de Lee solo será un factor mitigante en el proceso de sentencia.

El Grupo Samsung firmó un contrato de consultas por valor de 22 mil millones de wones (18.3 millones de dólares) con una firma con sede en Alemania, propiedad de Choi Soon-sil y su hija Chung Yoo-ra, y, presuntamente, donó miles de millones de wones a la compañía.

Samsung también donó 20 mil 400 millones de wones (1.2 millones de dólares) a dos fundaciones sin fines de lucro que podrían haber estado influenciadas por Choi, convirtiéndose en el mayor contribuidor de las sospechosas organizaciones.

Los fiscales sospechan que Samsung ayudó a Choi a cambio de la aprobación del Servicio Nacional de Pensiones de una fusión controvertida de dos filiales de Samsung el 17 de julio del 2015.

La fusión fue de importancia fundamental para asegurar una transferencia de poder sin complicaciones para el heredero de la compañía.

Lee se convirtió en miembro de la junta directiva de Samsung Electronics el pasado mes de octubre. Su padre, Lee Kun-hee, ha estado hospitalizado después de sufrir un ataque cardíaco en 2014.

ijsm

Imprimir