Nacional

Alza en gasolinas se debió al aumento en precio del petróleo: Meade

El funcionario añadió que

Foto: Cortesía de Twitter

El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade Kuribreña, anunció ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que para este año el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) por litro de gasolina pasó de 42 a 36 por ciento, al amparo del estímulo fiscal que dictara el Presidente “justamente para atemperar el incremento que vino de fuera”.

Ante diputados y senadores integrantes de este órgano presidido por el diputado Javier Bolaños Aguilar, el titular de la SHCP aseguró que el precio de la gasolina no subió por las reformas Energética y Hacendaria, sino por el alza internacional del petróleo y en el valor del tipo de cambio.

El funcionario precisó que “el IEPS este año debió haber sido cercano al 4.28 pesos por litro, y habrá de ser de 3.16”. Esto es, precisó, “hubo una reducción importante en el impuesto por la vía de un estímulo fiscal, siendo ese uno de los elementos que el gobierno puede, efectivamente, controlar”.

“Se hizo un esfuerzo de reducir el impuesto en el margen que se tiene desde el gobierno; haber ido más lejos hubiera implicado recurrir a más deuda o a más impuestos”, enfatizó.

En su intervención, destacó que el único componente del precio de las gasolinas que habrá de disminuir en México durante 2017 es el IEPS, y el que más habrá de incrementarse y que explica la totalidad del aumento que observamos en México, y en todas partes del mundo, es el precio de la molécula.

El secretario de Hacienda refirió que al comprar una gasolina en un expendio se pagan tres cosas: lo que cuesta la molécula, el costo de llevar el combustible hasta donde se expide, es decir la logística junto con el margen de la gasolinera, y los impuestos que se hubiesen determinado.

Comentó que hay algunos precios de los combustibles sobre los que ni México ni ninguna instancia tiene capacidad de impactar, que son los que se determinan fuera, y esto es lo que cuesta la molécula.

Enfatizó que los precios se mantienen competitivos si se comparan con otros países, ya que en 125 naciones tienen un costo superior; además, subrayó, ya no existe la capacidad de generar excedentes en los mismos niveles que en el pasado.

“Si revisamos lo sucedido en otros países durante 2016, encontramos que el incremento en México es inferior al de la gran mayoría de las naciones. En promedio, durante 2016, los países incluidos en el Global Petrol Prices aumentaron los precios 25.2 por ciento, significativamente por arriba del incremento promedio para enero de 2017, que fue de 14.2. En el caso de Estados Unidos, de acuerdo a su agencia de información de energía, el ajuste fue de 30 por ciento”.

Ante diputados y senadores, reconoció que “sin duda son circunstancias difíciles que nos obligan a actuar con responsabilidad y sensibilidad para proteger las fortalezas que ha alcanzado nuestra economía con el trabajo y la entrega de todos los mexicanos”.

En su participación, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, precisó que se compra en el exterior el 53 por ciento de las gasolinas que se consumen en México, y que hay atraso en la capacidad de almacenamiento y transporte de combustibles frente a la creciente demanda nacional.

En cuanto a la capacidad de inventarios dijo, son de un máximo de 3 días de consumo, lo que equivale sólo al 7 por ciento de la capacidad recomendada internacionalmente. “Esto es un asunto de seguridad energética para el país”.

“En los últimos 13 años creció de manera considerable la demanda de combustible, llegando México a ser el cuarto consumidor a nivel mundial, pero al mismo tiempo se redujo la producción interna y se incrementaron las importaciones”, refirió.

“La insuficiente red de poliductos ha provocado que Pemex busque otros medios más costosos, siendo los autotanque el segundo medio utilizado para abastecer las terminales, aún y cuando es 14 veces más caro”.

Informó que bajo el marco de la Reforma Energética, el gobierno de la República está implementando acciones concretas para el desarrollo y la modernización de la infraestructura de petrolíferos, lo que permitirá fortalecer la seguridad energética.

Aclaró que “la Reforma Energética planteó la posibilidad de buscar tarifas eléctricas mucho más competitivas, no ofreció bajar precios de gasolinas”.

Comentó que en 2015, se señaló que no habría gasolinazos mensuales, y a lo largo de ese año no los hubo. “Ningún país puede ofrecer congelar o bajar los precios de gasolina si no va con las tendencias del mercado. Sería regresivo desde el punto de vista ambiental, social, hacendario, y energético”.

En todo caso, dijo, las reformas energéticas apuntan a generar incentivos para el desarrollo de las energías limpias, no de recursos fósiles. En el caso de las tarifas eléctricas, para los consumidores residenciales que son aproximadamente el 90 por ciento de los consumidores, y para el 99 por ciento de quienes viven en casas o departamentos, las tarifas se han reducido en poco menos de 10 por ciento todos estos años.

El director General de Pemex, José Antonio González Anaya, reiteró que el abasto de gasolinas está completamente garantizado en el país, arriba del 99 por ciento y sólo hay situación crítica en 6 de 11 mil estaciones de servicio.

Subrayó que esa empresa está comprometida con garantizar al abasto en el país, y lo hace a través de ductos, buques y auto-tanques. “En las últimas semanas hubo periodos en los que el abasto fue variado. Al final del 2016 hubo mal tiempo en Golfo de México y eso complicó el suministro en el centro del país”.

Al iniciar la primera ronda de cuestionamientos, la diputada Flor Estela Rentería Medina (PRI) subrayó que México vive una gran transformación evolutiva y que aunque dolorosa y difícil, la flexibilización de precios era necesaria y ha sido responsable”.

“No sólo comprendemos, compartimos con la sociedad su malestar, pero estamos convencidos de que en todo el país, singularmente en las fronteras, deben implementarse mecanismos para que no se frene el desarrollo de estas regiones, de tal manera que las familias no se vean tan afectadas y se amortigüe el impacto en su economía”.

Preguntó qué pasaría si se hubiera tomado la decisión de postergar el ajuste a los precios máximos de las gasolinas y el diésel; qué implicaciones hubiera tenido en términos de finanzas públicas y del gasto social y productivo del gobierno federal; qué medidas se podrían impulsar para mitigar el impacto en el sector agrario y qué mecanismos se implementarán para apoyar a los mexicanos de la franja fronteriza.

La senadora del PAN, Marcela Torres Peimbert adelantó que su partido insistirá en un periodo extraordinario para discutir de manera urgente la reducción del IEPS en gasolinas. “El incremento al precio de las gasolinas vía impuestos es sólo la gota que derrama el vaso de todos los gravámenes que han subido en este gobierno. Los gasolinazos representan la conservación de los privilegios de la clase política y también el alimento de la corrupción”.

Por el PRD, el senador Luis Humberto Fernández Fuentes aseguró que el “gasolinazo” y la Reforma Energética son uno y lo mismo, pues son causa y consecuencia. La liberalización ha generado inestabilidad social y económica. Cuestionó cuál es la utilidad promedio en la cadena de gasolina y si es posible reducirla; por qué adelantar la liberalización si no había condiciones de competencia y para qué hacerlo antes.

El diputado Emilio Salazar Farías, del PVEM, interrogó sobre la forma en que los transportistas pueden hacer efectivo el beneficio del estímulo fiscal al diésel. ¿Cómo funciona y si es factible extenderlo a los transportistas que usan gasolina? ¿Cuáles son las alternativas para apoyar a los sectores socioeconómicos más vulnerables para evitar afectaciones?

El diputado de Morena, Vidal Llerenas Morales, externó su preocupación por el adelanto a la apertura del mercado de combustibles. Inquirió sobre el argumento de que “lo único eficiente es importar gasolina y no producirla, ya que quienes ganan son los productores energéticos de Estados Unidos”; ¿cuál es la razón y estimación del IEPS de gasolina para el próximo año y si es posible reducirlo?

Por Movimiento Ciudadano, la diputada Candelaria Ochoa Ávalos pidió “reversa al gasolinazo” y preguntó “si el gobierno federal está dispuesto a reducir el IEPS en un 37.7 por ciento. El año pasado recaudaron 75 mil millones de pesos más y hoy con el mismo IEPS, por qué ése no disminuye, dicen que van a tener una recaudación menor”.

La diputada Mirna Isabel Saldivar Paz (Nueva Alianza) cuestionó sobre qué medida se puede implementar para evitar trasladar el gravamen en el precio final a los consumidores, ya que constituye aproximadamente el 43 por ciento del precio de la gasolina; también sobre los costos de abasto por región y las asimetrías entre los precios de combustibles ofrecidos en las zonas liberadas frente a los que determine Hacienda.

Ana Guadalupe Perea Santos, diputada de Encuentro Social, preguntó al director general de Pemex en torno a cómo dicha empresa puede garantizar el abasto de combustible en el país. Al secretario de Energía pidió su opinión sobre las expectativas que la Reforma Energética creó en la población respecto a la reducción en el costo de la energía.

El senador Carlos Manuel Merino Campos (PT) consideró que “se debería estar iniciando un periodo extraordinario para revertir las leyes de Hidrocarburos, IEPS e Ingresos y el brutal gasolinazo que se propinó a la economía nacional”. Hoy más que nunca, dijo, “estamos convencidos del fracaso total de la Reforma Energética; sin embargo, aún estamos a tiempo de corregir leyes y evitar un colapso generalizado de la economía y el Congreso tiene la última palabra”.

El secretario de Hacienda aseguró que en 2017 se recortarán casi 35 mil millones de pesos en combustibles, arrendamientos, servicio de traslado y viáticos, comunicación social, y en 10 por ciento la partida de sueldos y salarios de director general hacia arriba.

Los transportistas formales que utilicen diésel o gasolina pueden deducir “la tercera parte del incremento y no impactará su balance”. Adicionalmente en la medida en que el IEPS se acredite contra el Impuesto sobre la Renta (ISR), significará que “para el transporte tanto de pasajeros como de carga que usen diésel, el precio que pagan es libre de impuestos de IEPS”.

“Anticipamos cambios pequeños en los dos tipos de transporte, se verán, si acaso cambios marginales en el costo y en el bolsillo de quienes lo pagan”, sostuvo.

Informó que se “alinean las políticas agropecuaria, financiera y comercial del gobierno por la vía de Cupos, para darle estabilidad a la canasta y buscar distintas alternativas”. A través del Infonavit se diseñan esquemas para mejorar el acceso a crédito y una serie de medidas en apoyo a pequeñas y medianas empresas, a través de la deducción inmediata y más inversión.

Reconoció que se ha perdido capacidad de generar excedentes en el país al amparo de incrementos en el precio del petróleo, situación que se explica porque la plataforma es menor y el precio del petróleo es parecido al que está en el presupuesto y, por tanto, no hay excedentes como se tuvieron en otra época.

El secretario Meade Kuribreña señaló que debido a que no se tiene la expectativa de crecimiento en el consumo de combustibles por arriba del pronosticado en el presente año, “no habrá una recaudación adicional de IEPS de la programada”, ya que el estímulo fiscal otorgado redujo el nivel de dicho impuesto; lo previsible es que haya un ingreso inferior al programado en la Ley de Ingresos.

“Es poco previsible que el mercado de gasolinas crezca este año al nivel al que lo hizo el año pasado y por lo tanto que supere el dos por ciento implícito en el cálculo de recaudación para el 2017”, precisó.

Guillermo Ignacio García Alcocer, titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), comentó que los precios a nivel regional tienen una diferencia de logística al usarse la pipa o el ducto en el abasto de combustibles. “Las pipas son 14 veces más caras que el ducto, es la mitad del costo que tiene un carro tanque, nada más cambiar de pipa a ferrocarril”.

La oportunidad que brinda la reforma energética es que lleguen inversionistas y propongan nuevas rutas y formas de transportar los combustibles a las diversas zonas, a fin de optimizar el proceso y traducirlo en mejoras para el consumidor.

Alejandra Palacios Prieto, titular de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), afirmó que “la única manera de estabilizar los precios de los combustibles en el largo plazo será mediante la participación del mayor número de jugadores en toda la cadena de valor, desde el suministro, refinación, almacenamiento, distribución y comercialización. Tenemos que trabajar todos para lograr este objetivo”.

Por ello, se exhortó a los gobiernos estatales y municipales a tener mucho cuidado con sus regulaciones de seguridad y otras aplicables a nivel regional, porque “es fundamental facilitar la apertura de gasolineras en el país. Un componente de la gasolina es el margen del expendedor en la estación de servicio, y en la medida en que haya más estaciones de servicio hay presión para que los dueños cobren márgenes pequeños, lo cual ayudará a estabilizar el precio en el largo plazo”.

ijsm

Imprimir