Dirk Nowitzki maravilló a la Arena CDMX | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Dirk Nowitzki maravilló a la Arena CDMX

En la victoria de Mavericks 113-108 ante Suns; el alemán estaría jugando sus últimos partidos NBA

Dirk Nowitzki maravilló a la Arena CDMX | La Crónica de Hoy

Dirk Nowitzki portó una gran sonrisa después de la victoria Mavericks ante los Suns, en el primer juego de dos de la NBA en México en el que  Dallas terminó con racha de tres derrotas al ganar 113-108 a Phoenix, y él, por segundo juego seguido, anotó más de 15 puntos.

Era una luz de esperanza para el alemán en una temporada complicada por su lesión en el tendón de Aquiles que le ha permitido jugar sólo 14 partidos, y para los Mavericks, que por diferentes lesiones y problemas en la ofensiva, no han podido desplegar su potencial y están en el penúltimo lugar de la Conferencia Oeste.

Nowitzki fue el más aplaudido en la Arena Ciudad de México.Su esfuerzo para poder jugar 30 minutos, fue valorado.

El pívot alemán no es lo que solía ser en la duela. Le cuesta correr y desplazarse. Llega tarde a las jugadas en la defensiva. No tiene la fuerza para detener a los jugadores mucho más jóvenes y fuertes. Sus promedios esta campaña de 24.6 mpj, y 13.2 ppj, 1.6 apj, y 5.4 rpj, son los más bajos de su carrera, salvo por su temporada de novato en 1998-1999. Y es normal: Su cuerpo de 38 años ya resiente las 19 campañas que tiene en la NBA.

“Ha sido una temporada muy difícil. Empecé con una lesión a principios de la temporada, estuve dos meses fuera. Lo que es importante, no vamos a perder de vista los playoffs”, dijo Nowitzki tras la victoria.

La carencia física la sustituye con inteligencia para el juego. Grita en la duela, se acerca a los árbitros para presionar. Da consejos a sus compañeros.

Ante los Suns, Nowitzki terminó con 18 puntos, incluyendo tres de sus cinco intentos de triples. Fue su tercera mejor actuación en la campaña, en la que se ha perdido 15 juegos por la lesión.

Fuera de la duela, antes y después del partido firmó autógrafos, se fotografió con los fans, fue cortés con los medios y derrochó simpatía.

“Para mí ha sido muy importante jugar tanto tiempo con los Mavericks, hemos tenido buenos y malos tiempos. Nunca voy a olvidar nuestro campeonato y nuestra victoria en el 2011. Jugaré dos años y espero cumplir 20 años en esta gran franquicia y creo que eso es un gran logro para mí”, añadió.

Hoy se llevará a cabo el segundo juego oficial, entre los Soles de Phoenix y los Spurs de San Antonio.

 

Imprimir