Mundo

Republicano antiinmigrante dirigirá subcomité legislativo de migración

Foto: Notimex

El legislador republicano James Sensenbrenner, quien impulsó un proyecto de ley que criminalizó a inmigrantes indocumentados en 2005, fue nombrado presidente del subcomité de Inmigración en la Cámara de Representantes.

El legislador por Wisconsin, nombrado la víspera en el cargo, se apoyaría en los conservadores y confrontaría a defensores de los derechos civiles y proinmigrantes.

El legislador ha conducido muchos de los cambios para la inmigración tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, incluyendo la ley Real ID para endurecer restricciones en las licencias de conducir.

Pero su mayor esfuerzo fue el proyecto de ley de inmigración de 2005, que generó fuertes movilizaciones en contra a nivel mundial, y que exigía nuevas vallas fronterizas.

Esa ley obligó a las compañías a usar el sistema E-Verify para confirmar que sus empleados tuvieran documentos migratorios válidos, y penalizó estar en Estados Unidos sin autorización.

Actualmente, la presencia ilegal es sólo una ofensa civil, aunque cruzar la frontera sin documentos es un crimen.

El "Proyecto de Ley Sensenbrenner", como se denominó, fue aprobado por la Cámara de Representantes en un voto bipartidista en 2005, pero quedó detenido en el Senado, donde ambos partidos trataban de buscar medios para legalizar a los inmigrantes indocumentados.

El proyecto de Sensenbrenner fue repudiado por los defensores de los derechos de los inmigrantes, y provocó protestas masivas en la primavera de 2006, que culminaron en una gran movilización del 1 de mayo de aquel año.

Esa jornada fue denominada "Un día sin inmigrantes" en el país, y llevó a cerca de un millón a las calles del centro de Los Ángeles.

A la par, el proyecto de 2005 de Sensenbrenner generó el movimiento Minuteman, conformado por ciudadanos que viajaron a la frontera suroeste para ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza a detectar a inmigrantes ilegales que intentan entrar.

Y a finales de 2006, el presidente George W. Bush firmó la Ley de Cerca Segura, promulgando en la ley la esencia de los planes de seguridad fronteriza de Sensenbrenner.

Entre sus más recientes propuestas estaban aumentar el número de trabajadores invitados en alta tecnología y limitar su cantidad en la agricultura, y cambiar la ley para que los inmigrantes ilegales no se cuenten cuando los asientos en el Congreso se dividen.

También ha sido crítico de las políticas del gobierno del actual presidente Barack Obama contra inmigrantes ilegales, al asegurar que alentó a la nueva ola de cruces fronterizos en los últimos tres años.

havh

Imprimir