Cultura

Montan obra sobre Melanie Klein y el psicoanálisis en niños

Sra. Klein se presentará en el Teatro El Granero, del Centro Cultural del Bosque.

Melanie Klein fue una mujer a la que se le reconoce por haber aplicado una técnica de psicoanálisis en niños, a la par, en su vida familiar tuvo conflictos con su hija Melitta Schmideberg y también con su colega Paula, situaciones que son retratadas en Sra. Klein, del dramaturgo británico Nicholas Wright.

En entrevista, la directora del montaje, Emoé de la Parra, explica que la obra nació de la biografía de la psicoanalista que fue contemporánea de Sigmund Freud, aunque un poco más joven, y que fue pionera en el psicoanálisis infantil, pues planteó la posibilidad de analizar a niños en etapas muy tempranas.

La directora aclara que no es una obra didáctica sobre el psicoanálisis: “La obra trata sobre lo que sucedió con esta mujer, su hija  y una colega porque tuvieron un enfrentamiento profundo y doloroso”.

Emoé de la Parra recuerda que conoció la obra desde 1990 cuando la vio dirigida por Ludwik Margules (1933-2006) en una temporada en el Foro Shakespeare: “Me quedé muy impactada con ella, al buscar un proyecto viable y al recordar que me había gustado tanto, conseguí una traducción que había hecho Juan Tovar”.

Con esta serie de presentaciones que harán en el Teatro El Granero, De la Parra comenta que es la cuarta temporada, puesto que las dos primeras fueron en El Círculo Teatral y la tercera en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, pero confiesa que es una obra que no pierde vigencia:

“Es vigente porque trata un tema universal, la relación madre e hija y los conflictos que pueden surgir entre ellas. Son mujeres que están dotadas de un instrumental que puede tener un aspecto agresivo como las interpretaciones psicoanalíticas, el conocimiento del inconsciente y el conocimiento del otro a través de sus relaciones familiares”, señala Emoé de la Parra.

A lo largo de las temporadas, la también actriz de la obra indica que ha habido un progreso: “Las obras evolucionan en función del público. Quizá el público pudiera tomar una situación hacia la comedia, quizá porque hay un nerviosismo que se disipa mediante la risa”.

La evolución que menciona no sólo la ve reflejada en el público, también en sus ejecuciones actorales, pues comenta que hacer a Melanie Klein “es una oportunidad que me ha obligado a técnicas más sutiles y profundas porque este personaje es demasiado para haberlo entendido del todo, creo que conforme pase el tiempo voy a ir encontrando más facetas que pueden explorarse actoralmente”.

Desde el inicio, Emoé de la Parra se planteó traducir el texto, pero sin perder el sentido: “Sí creo que hay que tropicalizar pero con mucho cuidado, es decir, no se trata de cambiar el tono. Las mujeres de la obra tienen un léxico muy refinado porque son mujeres cultas, lo cual no se debe de traicionar”.

La actriz considera que no hay una traducción en español de ninguna obra que pueda ser aplicada indistintamente en cualquier lugar, “quizá si se trata de una obra clásica es imperante si está en verso, ahí esté el imperativo de conservarla tal cual”.

En este caso se habla de los conflictos entre una madre y su hija, aunque la directora comenta que se puede proyectar a todas las relaciones humanas, pero muy particularmente para las relaciones familiares. “No es exclusivamente femenina, sí es prototípica de la relación madre e hija pero es extrapolable a la relación madre e hijo. La relación padre e hijo la encuentro más lejana porque se llevan diferente, pasan por otras cuestiones, por una competencia de otro estilo”, concluye.

Sra. Klein estará en el Teatro El Granero, del Centro Cultural del Bosque, hasta el 5 de febrero, con funciones de jueves a domingo. Localidades: $150. Aplican descuentos.

 

Imprimir