...Y en Benito Juarez ocupan deportivo como bodega de puestos semifijos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

...Y en Benito Juarez ocupan deportivo como bodega de puestos semifijos

Visitantes del lugar tienen que sortear las estructuras metálicas que están abandonadas.

La delegación Benito Juárez utiliza su propio deportivo para almacenar al menos 70 puestos ambulantes viejos y oxidados, lo que ha generado malos olores y fauna nociva, como ratas.

Los locales, que fueron retirados desde enero del año pasado en la Avenida Universidad, han sido ocupados por indigentes para pernoctar.

Las autoridades delegacionales instalaron mantas blancas afuera del deportivo a modo de disimular la colocación de los puestos.

Crónica realizó un recorrido por la zona, luego de recibir las quejas vecinales y de usuarios del centro deportivo. 

En el lugar se hallaron al menos 70 puestos ambulantes oxidados y encima de un pasto ya crecido.

“Los dejaron ahí hace casi un año y nunca se les vieron ganas de quitarlos”, aseguró Oscar Rendón, un jugador de futbol de la liga sabatina.

Las autoridades delegaciones decidieron ocupar unos 100 metros para dejar los locales de metal. Entre los pequeños pasillos formados por los puestos corrió una pequeña rata, debido a que hay restos de comida.

Al menos unos 30 almacenes están justo a un lado de la pista para correr y otros más están colocados atrás de una reja en la que se puso una cadena y un candado. 

Pero, además de eso, los vecinos aseguran que indigentes ocupan estos espacios para dormir o dejar sus cosas.

Usuarios, generalmente corredores, señalaron que temen hacer ejercicio por las noches, principalmente porque es un lugar oscuro y podrían, incluso, esconderse asaltantes, a lo que se suma a que este tipo de locales dan un mal aspecto al deportivo.

“Prefiero no venir de noche, de por sí está solo algunos días de la semana, y si vengo siento que me arriesgo demasiado”, dijo Laura Esquivel, quien asiste al deportivo al menos cuatro veces a la semana para correr.

La colocación de los puestos no ha permitido podar el pasto ni los árboles que están cerca de las rejas y los almacenes han sido usados para ser rayados por grafiteros.

A finales de enero del 2016, las autoridades delegacionales emprendieron un operativo para retirar a la centena de ambulantes que se colocaba en la banqueta de Avenida Universidad. Para evitar resistencia de los vendedores, fue necesaria la presencia de al menos mil granaderos.

Actualmente, unas macetas ocupan las banquetas para evitar que los ambulantes regresen; sin embargo, el flujo peatonal todavía es limitado.

Imprimir