Trump, bajo sospecha por un posible pacto con Rusia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Trump, bajo sospecha por un posible pacto con Rusia

Lazos. La inteligencia estadunidense sigue desde 2013 los pasos de Carter Page, empresario con presencia en Rusia y uno de los consejeros de Política Exterior del presidente electo, quien hace un par de años se reunió con Igor Sechin, uno de los hombres de confianza de Putin

La desconfianza y devaluada capacidad de los servicios de inteligencia estadunidenses que ha presumido el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, así como su férrea defensa hacia Rusia, a la que protege de las imputaciones de estar detrás de ciberataques contra empresas de EU y el Partido Demócrata, no sólo le ha creado una gran enemistad al republicano con el gremio del espionaje de su país, sino que, según informaciones de las cadenas CNN, la británica BBC, los periódicos The New York Times y The Washington Post y la agencia italiana ANSA, estaría en puerta una investigación contra el magnate, por un posible pacto de éste con Vladímir Putin, y por su sospechosa simpatía y proteccionismo hacia el Kremlin y sus autoridades.

De acuerdo con las fuentes, la polémica protección de Trump hacia el gobierno ruso aumentó el pasado 11 de enero, cuando el magnate ofreció su primera conferencia de prensa en la Torre Trump de Nueva York, donde titubeante y con su retórica desafiante respondió a periodistas que insistieron en que opinara sobre la responsabilidad de piratas informáticos rusos en el robo y filtración de documentos de que fueron blanco empresas estadunidenses como Yahoo y en específico el Partido Demócrata.

La insistencia de los reporteros se sustentó en el informe presentado el pasado 6 de enero por las agencias de inteligencia estadunidenses, donde se afirma que sí hubo intervención de Moscú de manera directa, lo que pudo influir en el resultado de las elecciones en favor del republicano.

Trump, sin profundizar, negó esa afirmación, la calificó de “falsa” y aseguró que Rusia tal vez robó archivos, pero no tuvo injerencia en los comicios.

“KOMPROMAT”. Al reporte de la CIA, el FBI y la Agencia Nacional de Seguridad (ANS), se sumaron reportes de medios estadunidenses que revelaron que Moscú tiene información comprometedora sobre la vida privada y financiera de Trump y con esto lo chantajea. El magnate ha calificado de “vergüenza” esta versión y ha reiterado que es “información falsa”.

Según el documento de las agencias de inteligencia estadunidenses, el mandatario ruso ordenó una campaña para impedir que la demócrata Hillary Clinton ganara. Asimismo, refiere que hubo intercambio continuo de información entre intermediarios del gobierno de Moscú y el equipo cercano a Trump.

También se indica que el Kremlin echó mano del “kompromat”, la vieja táctica utilizada por los ex espías de la desaparecida Unión Soviética, para conseguir información comprometedora y chantajear a su víctima, en este caso Donald Trump.

EVIDENCIAS. El reporte de 35 páginas con información presuntamente recabada por el ex espía británico del M16, Christopher Steele, señala que existen evidencias como audios y videos de la supuesta colaboración entre Rusia y gente de Donald Trump.

La cadena británica BBC informó por su parte, que en octubre del 2016 vio los documentos en cuestión y en aquel momento gente cercana a Steele dijo que éste “temía por su vida”, al haber hablado sobre la potencial intervención de Rusia en la elección de Trump.

Según medios británicos, Steele pasó años como diplomático encubierto mientras trabajaba para el MI6 en Rusia y Francia, así como en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Londres.

La principal acusación en el controversial informe especifica que Trump era “vulnerable al chantaje”.

Steele, cuyo nombre se difundió en EU tras ventilarse que fue el autor del documento en el que se exhibe la posible “alianza” Trump-Putin, es un antiguo miembro del MI6 y actualmente trabaja como director de Orbis Business Intelligence (Consultora de inteligencia corporativa).

INVESTIGACIÓN. Por otra parte y de acuerdo con información de la agencia ANSA y del periódico The New York Times, aunque Trump asegura que no tiene ninguna relación con Rusia, ni préstamos ni nada pendiente, las autoridades de inteligencia estadunidenses siguen de cerca, desde 2013, los pasos de Carter Page, empresario con presencia en Rusia y uno de los consejeros de Política Exterior de Trump, quien hace un par de años se reunió con Igor Sechin, actual presidente ejecutivo de Rosfnet, grupo petrolero ruso y uno de los hombres de confianza de Putin.

Dicho encuentro, además de que echaría por tierra los argumentos de Trump de que no ha tenido ninguna relación con Rusia, podría crearle problemas serios a su consejero de Política Exterior, ya que Sechin está en la lista de las personas contra las que existen sanciones impuestas por EU.

Page es un ex banquero de Merrill Lynch en Moscú, que dirige una consultoría, la Global Energy Capital, especializada en acuerdos de gas y petróleo en Rusia y otras naciones asiáticas.

La cadena CNN señala que un posible pacto entre Trump y Putin beneficiaría en el muy corto plazo al Kremlin, ya que sin dudarlo y con la justificación de que es el momento de estrechar lazos con Moscú, el republicano podría levantar las sanciones impuestas por Washington por sus intervenciones en Siria y por la anexión de la ucraniana Crimea.

TRAICIÓN. Ante los oídos sordos de Trump a estas advertencias y por su férrea defensa a Rusia sobre las imputaciones en su contra, las agencias de inteligencia de EU no han dado carpetazo al asunto, por lo que también desde el Congreso estadunidense ya se analiza la apertura de una investigación del caso, por lo que el magnate neoyorquino podría estar bajo la lupa de las autoridades.

Aunque no hay aún un proceso de investigación contra Trump por su posible “alianza” con las autoridades rusas, consideradas enemigas de Washington, el presidente electo estadunidense, por sus vínculos con el Kremlin, podría enfrentarse al arresto y la acusación de “traición a la patria”.

De acuerdo con la Tercera Sección de la Constitución de Estados Unidos, el acto de traición comprenderá actos específicos como “hacer la guerra en contra de [Estados Unidos], o en unirse a sus enemigos, dándoles ayuda y protección”.

Imprimir