Recupera el Barça olfato goleador | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Recupera el Barça olfato goleador

El Barcelona cerró una semana movida de la mejor manera: con futbol y goles. Aparcando polémicas y con un ejercicio de alta escuela frente a un rival, la Unión Deportiva Las Palmas, que evitó la goleada en la primera mitad pero no pudo hacer nada ante la contundencia de un campeón redimido, que lo goleó 5-0, en un buen partido.

Esta vez, las rotaciones de Luis Enrique funcionaron a la perfección. El técnico asturiano dejó en la grada a Piqué y Sergi Roberto y en el banquillo a Iniesta y Neymar, pero el Barça no los extrañó y salió como un tiro desde el arranque.

Pudo ser más abultado el marcador, si en la primera mitad André Gomes hubiera estado más acertado o Javi Varas no hubiera evitado dos goles de Messi, quien acudió a su cita con el gol (séptimo partido consecutivo anotando) ya en la segunda mitad.

Tardó 13 minutos en abrirse el partido, en un pase a André Gomes por la banda, que el portugués, que arrancó rozando el fuera de juego, sirvió al primer palo donde Luis Suárez, quizá el mejor rematador de primeras que se ha visto en España desde Hugo Sánchez, enchufó a la red.

Luis Suárez marcó el 1-0 antes de llegar al cuarto de hora, al rematar de primera una asistencia de Gomes, quien además tuvo dos ocasiones claras para estrenar su cuenta realizadora como azulgrana.

Y también Messi, capaz de poner de cabeza a toda la defensa canaria, de fabricar jugadas imposibles de la nada y de convertir a Javi Varas en uno de los destacados de la noche, al hacerle volar en un lanzamiento de falta o poner a prueba sus reflejos en un mano a mano que el meta visitante envió a tiro de esquina.

El Barça de la primera parte se pareció, eso sí, al de esta temporada en su falta de eficacia rematadora. Pero hasta eso corrigió en la segunda mitad.

Al cuarto de hora de la reanudación, Messi, Luis Suárez y Arda ya habían puesto el 4-0 en el marcador. El primero sólo tuvo que empujar, en la línea de gol, un balón rechazado por Varas; Suárez anotó de preciso tiro cruzado y Arda, al recoger otro rechace de Varas a un nuevo disparo del uruguayo.

Detrás de casi todas esas jugadas estaba un hiperactivo Rafinha, que hoy tuvo un buen partido como interior y sólo le faltó el premio del gol.

Los canarios llegaron un par de veces más en la segunda parte, en un cabezazo forzado y un disparo inocente, ambos de Boateng, su jugador más destacado, pero cada vez más bajo de ánimo y más lento en el repliegue, siguió sufriendo lo indecible atrás.

Y el quinto de la tarde llegó, a diez minutos del final, en una exhibición de despliegue físico del rehabilitado Aleix Vidal, que condujo un balón desde el centro del campo y combinó con Alcácer, quien se lo devolvió para fusilar a Javi Varas.

Sin Piqué, sin Neymar y sin Iniesta el Barcelona se bastó con recuperar el juego coral para pasar por encima de un Las Palmas que dejó buena impresión en el césped para marcharse con una goleada que, sin dolerle excesivamente, necesitaba el Barça de forma imperiosa para apartar del plano todas las polémicas que le han rodeado en este principio de 2017.

Imprimir