Nacional

Se ha pasado de ser un país exportador de petróleo a una nación importadora de gasolinas: Padierna

Con la reforma energética, la balanza comercial petrolera se invirtió y pasamos de ser un país exportador de petróleo y autosuficiente en energía a ser una nación importadora de gasolinas y dependiente de Estados Unidos en hidrocarburos, acusó la  vicecoordinadora del PRD en el  Senado, Dolores Padierna Luna

“En menos de dos años pasamos de tener un superávit mil 904 millones de dólares en 2014 a tener en 2016 un déficit de 11 mil 196 millones de dólares en la balanza petrolera. Una auténtica vergüenza”, criticó

La también integrante de la Comisión de Energía del Senado advirtió que la  llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos a partir de este 20 de enero, tiene, entre sus muchas implicaciones, la de encender luces rojas sobre la soberanía energética de nuestro país.

“Hoy importamos 59 por ciento de la gasolina y 46 por ciento del diésel que el país consume”, advirtió.

Aseveró que la producción de gasolinas cayó 27.6 por ciento y, aunque en cifras menores pero lo mismo ha sucedido con el petróleo, el gas natural y los petrolíferos.

Padierna Luna recordó que las persistentes caídas en la producción prueban que el verdadero objetivo de la reforma energética es acabar con Petróleos Mexicanos, para venderlo a pedazos mientras se incrementan las importaciones de todos los derivados del petróleo.

Afirmó que es falso que sólo los sectores de mayores ingresos sean los únicos afectados por el gasolinazo. La medida, según advierte el propio Banco de México, será, con el incremento al minisalario y la devaluación de nuestra moneda, uno de los factores que harán imposible cumplir la meta de inflación de 4 por ciento.

“Las clases medias y los sectores populares, ya de por sí golpeados por la caída del peso y los bajos salarios, resentirán este nuevo atraco a sus bolsillos.”, indicó

Imprimir