Cubanos atorados en Nuevo Laredo esperan ayuda del presidente electo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Cubanos atorados en Nuevo Laredo esperan ayuda del presidente electo

Migrantes cubanos, bloqueados en Nuevo Laredo.

El fin de la política de pies secos / pies mojados, vigente en Estados Unidos durante más de veinte años, decretado por Barack Obama la pasada semana, ha dejado en tierra de nadie a un grupo de 50 cubanos que pretendían acceder a EU a través de su frontera con México.

En su mayoría, volaron desde la isla a Ecuador como turistas y luego siguieron la ruta desde allí hasta la frontera de Nuevo Laredo con Texas, y recibieron un salvoconducto del gobierno mexicano, válido por 20 días, para cruzar la frontera o regularizarse en el país. Con entre una y dos semanas de tiempo restante, el grupo de migrantes se manifiesta pacíficamente ahora para pedir que alguien desbloquee su paso a EU.

“Estamos esperando a ver qué decide Trump hacer con nosotros”, explica Roimer Delgado, de 47 años, a cinco días para la investidura. “Lo único que queremos es que nos deje entrar y construir una nueva vida, a base de esfuerzo y trabajo, lejos del régimen castrista”, explicaba Delgado ayer, cuando el grupo formó una fila en el puente que une Laredo y Nuevo Laredo, para protestar por su situación.

El fin de la normativa arrebata a los cubanos que logran pisar suelo estadunidense el derecho automático de quedarse en el país. Sin embargo, la beligerancia de Trump contra el régimen castrista en la campaña electoral les da esperanzas.

“Esperamos que el nuevo gobierno reflexione un poco y nos deje pasar, ya sea mediante asilo político o reintroduciendo la regla; me conformo con lo que me den”, relataba Irina Vicardo, que llegó a Nuevo Laredo con sus dos hijos, de uno y ocho años.

Imprimir